Internacional

Urgen en ONU a España a proteger y mejorar condiciones de migrantes

MIGRANTESRedacción / Notimex. Ginebra, 21 de enero de 2015.- La situación de los derechos de los migrantes, los solicitantes de asilo y la violencia contra la mujer, fueron los temas más debatidos durante el Examen Periódico Universal de España ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La mayoría de los 91 países que intervinieron en el debate alentaron al gobierno de Madrid a tomar medidas concretas encaminadas a la protección de migrantes especialmente en Ceuta y Melilla.

Destacan las intervenciones de Países Bajos, Suecia, Israel, Filipinas, Rusia, Turquía, Austria, Canadá y Estados Unidos que hizo recomendaciones encaminadas a mejorar la situación de los gitanos.

En este sentido, Austria dijo que los procesos de acogida en Ceuta y Melilla “están por debajo de la norma” y criticó las practicas de devolución de migrantes llevadas a cabo por el gobierno español.

La postura de América Latina se mantuvo en la misma línea criticando la falta de derechos de los migrantes en situación irregular especialmente en cuanto a la cobertura de salud y el derecho a la educación.

Países como Uruguay, Venezuela, Perú, Argentina, Brasil, Ecuador, subrayaron la necesidad de implementar el marco legal existente para la protección de migrantes en situación irregular o vulnerable.

En este sentido, varios gobiernos urgieron al gobierno a ratificar la Convención de la ONU sobre los derechos de los trabajadores migratorios y sus familias.

Al referirse al tema, el jefe la delegación y secretario de exteriores de España, Ignacio Ybáñez, subrayó que especialmente las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla “están siendo objeto de una extraordinaria presión migratoria en los últimos meses, con episodios reiterados de asaltos a las fronteras”.

Ambos centros de régimen abierto que tienen por objeto la prestación de servicios sociales básicos a inmigrantes se encuentran en situación de sobre ocupación, más grave en el caso de Melilla, que casi cuadriplica su capacidad con cerca de dos mil residentes, aclaró.

Señaló que con el fin de hacer frente a la situación de migrantes, el gobierno ha decidido establecer en los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla oficinas de asilo y refugio para poder tramitar las solicitudes “in situ”.

“Quisiera llamar la atención, sobre la necesidad de ejercer la solidaridad con los países que por su situación geográfica experimentan una mayor presión migratoria”, manifestó.

De igual forma, habló sobre la necesidad de incrementar las cooperación internacional para luchar contra las mafias y grupos de criminalidad organizada que comercian con el tráfico de migrantes y la trata de seres humanos.

“En este ámbito se ha hecho mucho en el seno de la Unión Europea, pero mucho queda por hacer”, reconoció.

Por otra parte, la mayoría de los oradores, incluyendo países latinoamericanos como Chile, Cuba, Uruguay, hicieron recomendaciones con respecto a la violencia contra la mujer, víctimas de trata y feminicidio.

Al hacer uso de la palabra, Ybáñez reconoció que la violencia contra la mujer es una de las manifestaciones más graves de la desigualdad e hizo hincapié en que su país “es uno de los pocos en el mundo con cifras oficiales sobre violencia de género”.

“Mi gobierno mantiene con convicción y firmeza una política de tolerancia cero frente a la violencia de genero”, defendió.

Otro punto que llamó la atención fue la serie de recomendaciones de los países islámicos como Irán, Bahrein, Qatar, Pakistán, entre otros, los cuales criticaron el aumento a la incitación y los discursos de odio en la sociedad española, la xenofobia, así como la discriminación a grupos por sus creencias, culto o prácticas religiosas.

Finalmente, otro tema abordado por países como Argentina y Chile fue el relacionado a las desapariciones forzadas especialmente las ocurridas durante el franquismo e instaron al gobierno de Madrid a que sean investigadas.