Internacional Principal

Urgen a llevar a traficantes de migrantes ante justicia afirma la ONU

ONUGinebra, 19 Sep (Notimex).- La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) urgió hoy llevar a la justicia a los traficantes de migrantes que al parecer deliberadamente hundieron un barco la semana pasada frente a Malta.

El Alto Comisionado, Zeid Ra’ad Al Hussein, lanzó el llamado a Europa, Egipto y otros países de África para que los culpables rindan cuentas, ya que es crucial para poner fin a la impunidad que prevalece en torno de esos delitos.

El sábado pasado una barcaza con migrantes naufragó frente a Malta, causando unos 400 muertos, y al parecer los traficantes de personas fueron los culpables del hundimiento.

Al Hussein urgió a los Estados a hacer más para abordar las causas fundamentales que impulsan a la gente a hacer tales viajes peligrosos. “Este es un incidente verdaderamente terrible”, afirmó Zeid en un comunicado emitido desde la sede de la oficina del ACNUDH en Ginebra.

“Es el deber de los Estados investigar tales crímenes atroces, llevar a los responsables ante la justicia y, aún más importante, se debe hacer más para evitar que sucedan”, indicó.

“Todos los países del Mediterráneo deben hacer un esfuerzo concertado para reprimir a los contrabandistas que están explotando a migrantes, uno de los grupos más vulnerables del planeta, poniendo en peligro sus vidas, prácticamente a diario, puramente con fines de lucro”, deploró.

Sostuvo que “el acto cruel de chocar deliberadamente un barco lleno de cientos de personas indefensas es un crimen que no debe quedar impune”, sostuvo.

De acuerdo con las investigaciones, en las cuales se han recopilado versiones de sobrevivientes del naufragio, la causa del hundimiento fue intencional por parte de los traficantes de migrantes.

Sobrevivientes han señalado que el grupo de migrantes salió de un puerto de Egipto y después de cambiarse a distintas barcazas durante el trayecto, los traficantes que los transportaban les pidieron transbordar a una embarcación más pequeña y precaria.

Pero los pasajeros se negaron, lo que dio lugar a un enfrentamiento con los traficantes, que embistieron la barcaza que naufragó con una nave mayor.

El titular del ACNUDH subrayó que “si los relatos de los sobrevivientes son ciertos, y al parecer son creíbles, estamos viendo lo que equivale a un asesinato en masa en el Mediterráneo”.

Según el ACNUDH, entre las víctimas mortales figuran nacionales sirios, palestinos, egipcios y sudaneses. En total solo fueron salvados 10 migrantes y se recuperaron varios cadáveres, entre ellos los de dos niños.

Consideró que los esfuerzos para castigar a los perpetradores de este tipo de delitos deben ir más allá, a otras partes del mundo, “incluyendo el Golfo de Adén, el Océano Índico y el Caribe, así como las llevadas a cabo contra los migrantes y refugiados que utilizan rutas terrestres”.

Al Hussein alertó además de las “políticas xenófobas” que impiden a los gobiernos “encontrar soluciones reales a un número creciente de situaciones desesperadas en numerosas regiones del mundo”.

Sin dejar de reconocer la complejidad de los movimientos migratorios modernos, instó a todos los Estados a recordar que los migrantes tienen los mismos derechos que los demás seres humanos.

Igualmente hizo hincapié en que las causas fundamentales de este tipo de tragedias deben ser abordados por los Estados correspondientes y por la comunidad internacional.

NTX/GS/DAS/