Estado GENERAL

Urge programa para compra segura de autos usados: Domingo Bahena

  • Explica el diputado la necesidad de instalar módulos para la revisión física y documental de las unidades y se expida constancia de su procedencia legal

 FOTO 1 Domingo Bahena

Redacción / Xalapa, Ver., 20 de noviembre de 2014.- En Veracruz urge poner en marcha un programa para la compra segura de autos usados, que evitaría fraudes a quienes adquieren un vehículo de buena fe, manifestó el coordinador del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN) en la LXIII Legislatura del Estado, diputado Domingo Bahena Corbalá.

El pasado 7 de octubre, el Legislador presentó un pronunciamiento con punto de acuerdo, para que el Gobierno estatal genere un programa similar al que existe en el Distrito Federal y Estado de México, y evitar que alguien compre un vehículo robado.

Advirtió que la propuesta todavía se analiza por los miembros de la Junta de Coordinación Política, y es importante porque en Veracruz hay lotes de autos usados y establecimientos de refacciones que pueden representar riesgo para los compradores.

Por ello, propuso instalar módulos donde se solicite una revisión física y documental, y se expida una constancia que ampare que la unidad no tiene reporte de robo.

Esta acción requiere del esfuerzo conjunto del Sistema Estatal de Seguridad Pública, la Procuraduría de Justicia y la Secretaría de Seguridad Publica, a través de módulos que verifiquen la procedencia de la unidad antes de formalizar la compra, y prevenir la comisión del ilícito de encubrimiento.

Es práctica regular que particulares ofrezcan y compren vehículos sin intervención de autoridad alguna, en trato directo, en bazares y a través de anuncios clasificados o sitios de Internet.

La probabilidad de ser víctima de un fraude aumenta, pues el contacto entre comprador y vendedor es “virtual”, señaló Bahena Corbalá, y dijo que quien compra un vehículo robado puede ir a prisión hasta por seis años, pues incurre en delitos sancionados por la ley.

Confió en que se logre el consenso de los legisladores, para que con la aprobación de su propuesta se evite la comisión de fraudes en perjuicio de los veracruzanos.