Internacional

Urge FAO a ayudar a agricultores de Malawi tras inundaciones

FAO LOGORedacción / Notimex. Roma, Italia., 28 de enero de 2015.- Los agricultores del sur de Malawi necesitan con urgencia semillas y ganado después de que graves inundaciones destruyeron sus campos, viviendas y acabaran con animales y cultivos, advirtió hoy la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En un comunicado dijo que más de 170 mil personas han tenido que abandonar sus hogares y hasta el momento se han confirmado 79 fallecidos, mientras que 153 personas siguen desaparecidas sólo en el distrito de Nsanje.

Se estima que unas 116 mil familias han perdido sus cosechas y su ganado en el país africano, añadió la FAO.

Resaltó que Malawi se ve afectada regularmente por sequías e inundaciones, pero que las actuales lluvias torrenciales han llegado antes de lo habitual, haciendo desbordarse en repetidas ocasiones a los ríos Shire y Ruo, y su impacto ha sido mucho mayor.

Las alertas de inundaciones repentinas permanecen activadas, ya que se esperan lluvias de moderadas a fuertes en las regiones del norte del país.

Según el organismo, se estima que más de 63 mil hectáreas de tierra están inundadas, incluyendo 35 mil hectáreas de tierras de cultivo, y se ha declarado el estado de emergencia en 15 de los 28 distritos del país. Los más afectados son los de Chikwawa, Nsanje y Phalombe.

Asimismo, un número sin determinar de cabras y pollos han perecido en lugares donde el nivel del agua subió a gran velocidad, aumentando el riesgo de brotes de enfermedades del ganado.

El plan de respuesta del gobierno incluye una partida de 16 millones de dólares para las necesidades agrícolas y permitir a los agricultores afectados volver a plantar y producir alimentos en esta temporada.

Según la FAO, en algunos casos, los cultivos podrían recuperarse ya en junio, mitigando así la necesidad de contar con programas humanitarios a largo plazo.

La FAO pretende trabajar en estrecha colaboración con el Gobierno de Malawi para suministrar variedades de ciclo corto de maíz, arroz, batata, caupí, semillas de hortalizas y esquejes de mandioca (yuca) para replantar tan pronto como sea posible.

Al mismo tiempo, las familias locales necesitan de nuevo ganado para asegurar la ingesta de proteína animal, y hay que restaurar las instalaciones de riego antes de la estación seca para asegurar la producción alimentaria.

“No responder con prontitud tendrá consecuencias duraderas”, advirtió Florencia Rolle, representante de la FAO en Malawi.

“Las familias afectadas por las inundaciones -añadió- corren el riesgo de cosechar muy poco o nada este año, lo que les deja en situación de inseguridad alimentaria justo al principio de la temporada agrícola y socava gran parte del progreso realizado en la reducción de la inseguridad alimentaria en Malawi”.

La FAO resaltó que alrededor del 86 por ciento de la población de Malawi vive en zonas rurales y vive de la agricultura y la cría de ganado y que los rendimientos promedio agrícolas del país han sido durante décadas la mitad de los registrados en el conjunto de África meridional.