Internacional

Tropas kurdas abren corredor en el norte de Irak para minoria yazidi

monte SinjarRedacción / Notimex. Bagdad, Irak., 19 de diciembre de 2014.- Las fuerzas kurdas, conocidas como peshmergas, han roto un cerco impuesto por el Estado Islámico en el monte Sinjar, en el norte de Irak, donde miles de yazidíes y otros iraquíes desplazados han estado atrapados desde agosto.

La ofensiva contra EI comenzó el miércoles por la mañana con el apoyo de Estados Unidos y sus aliados, que llevaron a cabo más de 50 ataques aéreos, el bombardeo más intenso desde el inicio de la operación.

En el terreno, unos ocho mil combatientes kurdos llevaron a cabo una ofensiva que resultó exitosa y consiguió abrir un corredor amplio para permitir que quienes permanecían en el monte Sinjar pudieran escapar.

“Fue una operación muy grande y afortunadamente concluyó con éxito”, afirmó Masrur Barzani, jefe del consejo regional de Kurdistán, reportó el canal británico de noticias BBC.

“Todos esos yazidis que quedaron atrapados en la montaña son ahora libres”, dijo Barzani, pero agregó que los peshmergas aún no habían comenzado a evacuarlos.

Aseguró que 100 combatientes del Estado Islámico habían muerto, una afirmación que no pudo ser verificada independientemente, indicó el canal qatarí de noticias Al Yazera.

El teniente general James Terry, jefe de la campaña liderada por Estados Unidos en contra del EI, señaló que se han realizado más de 50 ataques aéreos en los últimos días.

A partir del nuevo corredor, clave para que miles de personas de la minoría yazidi puedan huir, la batalla se centrará en retomar la ciudad de Sinjar, en las estribaciones de la montaña del mismo nombre, que cayó en poder de los yihadistas a principios de agosto.

Después de la embestida, que se prolongó hasta las primeras horas de este viernes, 15 militantes del EI se entregaron a la fueza kurda, informó Al Arabiya News Channel-

En el monte Sinyar siguen refugiadas personas de edad avanzada que no pudieron ser evacuadas en agosto pasado y varios miles de yazidíes que debido a los avances sobre el terreno de los yihadistas en el mes de octubre, volvieron a buscar cobijo en la zona.

“Esta operación va a continuar para acabar con todas las zonas que todavía siguen bajo control del grupo Estado Islámico. Tenemos la esperanza de que toda esta gente pueda regresar a sus casas, a sus pueblos y a sus ciudades”, señaló un combatiente peshmerga.

Además de este éxito, la coalición internacional se ha marcado otro importante punto acabando con la vida de tres jefes del grupo Estado Islámico.

Los bombardeos de la aviación estadounidense han matado, entre otros, a Abd al Bassit, el responsable militar de los yihadistas aunque el líder de la organización sigue con vida.