EstadoGENERAL

Sin expedición de convocatoria, las expresiones de aspirantes solo buenos deseos y estrategias mediáticas: Tomás Ruiz

  • Los servidores públicos de la Federación, los Estados y los municipios, deben respetar la equidad en la contienda electoral

EDGAR HERNANDEZ Y TOMAS RUIZ 01Redacción / Xalapa, Ver. 11 de enero de 2016.- En tanto el Partido Revolucionario Institucional no expida la convocatoria del proceso interno para elegir a su abanderado a la gubernatura del estado para el periodo 2016-2018, las expresiones de quienes aspiran a la nominación, más allá de estrategias mediáticas, no pasan de buenos deseos. Invariablemente habrá que cumplir los términos y requisitos que marquen las instancias nacionales del PRI para este efecto, por lo que no se debe buscar precipitar los tiempos, expresó Tomás Ruiz González, Secretario de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) del Gobierno estatal.

Entrevistado en esta ciudad para conocer su opinión del acuerdo de unidad suscrito por cuatro de los aspirantes a la candidatura tricolor, expresó que es respetuoso del actuar de sus correligionarios, pero que en su caso, al ser funcionario público, la legislación electoral establece restricciones a cualquier tipo de manifestación de servidores y, en consecuencia, habrá de esperar la convocatoria del Comité Ejecutivo Nacional del PRI para decidir respecto a su participación en el proceso interno.

Precisó que en el artículo 134 constitucional se prevé que todos los servidores públicos de la Federación, los Estados y los municipios, deben respetar la equidad en la contienda electoral.
Ruiz González subrayó que por ello se debe actuar con mesura y prudencia puesto que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se ha pronunciado respecto a que la investidura de un funcionario existe durante todo el periodo de su ejercicio.

Dijo que de acuerdo al artículo 134 constitucional, además de los poderes públicos, órganos autónomos, dependencias y entidades de la administración pública, se establece también que “cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno” está obligado a respetar los límites que establece este precepto, puesto que dada su vinculación directa con un instituto político su intervención constituiría propaganda a favor de una de las fuerzas contendientes en el proceso electoral,  situación que genera una violación al principio de equidad en la contienda.

Relacionadas

Close