Nacional

Semarnat plantea nueva cultura de manejo de incendios forestales

Incendios_MexRedacción / Notimex. México, 16 de febrero de 2015.- México necesita pasar de una política de supresión total de siniestros a otra de manejo del fuego para garantizar el equilibro de los recursos, señaló el gerente de Protección contra Incendios Forestales, Alfredo Nolasco.

Al participar en el primer Seminario de Comunicación Ambiental, que organiza la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el especialista detalló que no todos los fuegos que se producen en áreas forestales “son necesariamente malos”.

Al hablar del Programa Nacional de Incendios Forestales 2015, explicó que en México existen bosques de dos tipos: los sensibles al fuego y los adaptados.

Explicó que estos últimos predominan en la parte occidental del país y cuentan con ecosistemas que dependen de la presencia del fuego, de manera que en temporadas de tormentas secas como la que se presenta de enero a marzo, es común que se produzcan siniestros de manera natural por la caída de rayos.

Dichos incendios permiten que la flora seca se regenere en un corto tiempo e incluso que se reproduzca, ya que hay especies que mientras no se produzca fuego, permanece en forma de pasto y no florecen.

También hay casos en que tras un incendio en este tipo de bosques, se regeneren al llegar la temporada de lluvias, lo que no ocurre con los sensibles al fuego como las selvas, en donde las llamas son letales.

Refirió que México se ve en la necesidad de pasar de un control absoluto de los incendios a una política de control equilibrado del fuego, para permitir que la naturaleza permanezca equilibrada tanto en los bosques adaptados al fuego como en los sensibles.

Aseguró que para la elaboración del Programa Nacional de Incendios Forestales del presente año se consideraron diversos factores ambientales, como la presencia del fenómeno El Niño, que propiciará temperaturas y lluvias dentro del promedio histórico.

Nolasco Morales explicó que el registro de incendios puede variar de un año a otro, además de que a partir de esta nuevo paradigma de considerar las bondades del fuego, no todos los siniestros registrados en el año deberán ser considerados malignos.

Durante los primeros dos meses de 2013 se registraron 806 incendios con aproximadamente seis mil hectáreas afectadas, cifra que el año pasado se redujo a 318 conflagraciones con mil 886 hectáreas “y actualmente llevamos 460 incendios con dos mil 431 hectáreas”.

Bajo esta nueva óptica, el compromiso consiste en saber dar el adecuado cuidado y seguimiento a los incendios forestales, ya que los que se deben controlar por completo son aquellos que afecten a bosques sensibles o áreas urbanizadas, afirmó.

El titular de la Gerencia de Protección contra Incendios Forestales destacó la importancia de la toma de consciencia de quienes se dedican a las actividades agrícolas, ya que 36 por ciento de esos fuegos son por quemas agrícolas y muchos de ellos no son siempre en bosques adaptados.

Alfredo Nolasco también expuso que la Ley Forestal está en proceso de revisión, con la materia del fuego en especial observación, al igual que la reforestación y el aprovechamiento de recursos, para mejorar el proceso de toma de decisiones en el futuro.