Estado GENERAL

Revisar equipo médico en hospitales, pide el diputado Guzmán Avilés

  • Sugiere el Legislador local al secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso, analizar contratos de arrendamiento y realizar visitas sorpresa a los nosocomios

FOTO 2 (4)

Redacción / Xalapa, Ver., 5 de enero de 2015.- Para lograr un servicio más eficiente en los hospitales del estado, el secretario de la Comisión de Salud y Asistencia del Congreso local, diputado Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, sugirió al titular del ramo en la entidad, Fernando Benítez Obeso, revisar el contrato de arrendamiento del equipo médico que autorizó la pasada Legislatura en junio de 2013, y que asciende a mil 600 millones de pesos.

La propuesta contempla la renta hasta por ocho años de esterilizadores, microscopios para otorrinolaringolocirugía, microtomos con sistema de congelación automática, un sistema de densitometría ósea para cuerpo completo y unidades de anestesia intermedia, para tomografía computarizada y ultrasonografía.

También, unidad radiológica y fluoroscópica móvil y ventilador neonatal-pediátrico de alta frecuencia oscilatoria, entre otros, cuyo principal beneficio es que, al vencer ese plazo, el equipo pase a ser propiedad del Estado.

Guzmán Avilés subrayó la necesidad de analizar si realmente conviene arrendar equipo, como lo autorizó la anterior legislatura, y sugirió una licitación pública nacional, y que cuando un equipo médico arrendado se descomponga, inmediatamente se reponga por otro nuevo con las mismas características, para evitar retrasos en la operatividad médica.

El Diputado consideró pertinente que, una vez iniciado el año y aprobado el presupuesto correspondiente, el funcionario visite sin previo aviso los hospitales de la entidad para conocer las condiciones en que operan y la calidad del servicio que la población recibe, así como instruir que se elabore un inventario del equipo y su estado actual.

La clínica de la comunidad de Saladero, municipio de Tamalín –ejemplificó–, está abandonada y no cuenta con un médico, y en Tantoyuca, durante los días de lluvia, los doctores se ven obligados a protegerse de las goteras dentro del consultorio.

Además, hay hospitales cuya construcción quedó inconclusa, como el de Papantla, y otros inmuebles ya terminados se abandonaron, mientras la población necesita recibir atención.