Nacional Principal

“¡Que vayan preparando sus maletas porque ya se van!”: Ricardo Anaya

Redacción / Reforma. Celaya, Gto., 02 de abril de 2018.- Día 3 de campaña. El PAN decide quemar su mejor plaza en el primer domingo electoral de la contienda 2018.

Y, desde aquí, Ricardo Anaya se olvida por un momento del puntero en las encuestas y se lanza directamente contra el PRI y el Gobierno.

El candidato de la coalición Por México al Frente recuerda que éste ha sido el sexenio de la corrupción, la violencia, los feminicidios y la desigualdad, y le manda un mensaje a Enrique Peña Nieto.

“México va a cambiar, estamos muy cerca”, exclama ante una multitud reunida en el estadio de los Toros de Celaya, “¡Que vayan preparando sus maletas porque ya se van!”.

Anaya luce emocionado en el evento más concurrido que ha encabezado desde que inició su carrera presidencial.

El PAN ha decidido mostrar músculo e intenta llenar un estadio con aforo para más de 20 mil personas, donde hace 20 años, un 5 de abril, Emilio “El Buitre” Butragueño se retiró del futbol vistiendo la camiseta del equipo local.

Hasta aquí han llegado miles de personas, principalmente, mujeres y niños, acarreadas en autobuses desde todos los municipios de Guanajuato, un estado que gobierna el PAN desde 1991.

La cancha es usada para colocar cientos de sillas y en un sector del graderío se notan huecos, por lo que el personal de Protección Civil calcula que hay unos 15 mil asistentes.

En el templete están tres ex Gobernadores de la dinastía blanquiazul: Carlos Medina Plascencia, Juan Carlos Romero Hicks y Juan Manuel Oliva.

Vicente Fox, el prócer panista que “guanajuatizó” al PAN y al País en el 2000, ni siquiera es mencionado.

Miguel Márquez, el Gobernador en funciones, está ausente, pero a él se atribuye la capacidad de movilización que muestra aquí la coalición Por México al Frente.

Entre los candidatos a alcaldes y diputados locales, sentados en las sillas de invitados especiales, otra ausencia es notoria: la de Luis Alberto Villarreal, el diputado de los moches que hoy busca relevar a su hermano en el Ayuntamiento de San Miguel de Allende.
1.4 millones de votos

En el estadio predominan las banderas azules, pero también hay contingentes amarillos y algunos lunares naranjas.

Aunque el sol cae a plomo, los ánimos no decaen y, cuando Anaya aparece en el escenario, la gente le responde con aplausos y vítores.

Anaya corre desde el templete hasta el centro de la cancha, usando un pasillo de madera colocado en medio de la muchedumbre.

Con él, corre el candidato a la Gubernatura, Diego Sinhué, un panista de la misma generación de Anaya, quien aprovecha el mitin para prometer una cantidad histórica de votos en favor del candidato presidencial.

Sinhué cifra en un millón 400 mil los votos que, según él, podría aportarle Guanajuato a Anaya. Eso es casi medio millón más de los que ganó Josefina Vázquez Mota en 2012 en la entidad –950 mil–, y 300 mil más de los que obtuvo el Gobernador actual en el mismo año –Márquez ganó con un millón 111 mil sufragios.

La promesa de Sinhué es avalada con un “síííí” gritado desde las gradas por la multitud, y aplaudida desde el templete por los operadores del Frente: Jesús Ortega y Carlos Navarrete, perredistas, quienes quizás nunca habían visto un mitin así en Guanajuato, y los panistas Luis Felipe Bravo Mena y Santiago Creel, que sí recuerdan las plazas a reventar de la campaña foxista.

Damián Zepeda, dirigente nacional del PAN, sonríe y aplaude ante la cifra: un millón 400 mil votos equivaldrían al 7 por ciento de los 20 millones de votos necesarios para ganar la Presidencia en 2018.

En el graderío, unos jóvenes vestidos con chaleco y con un gafete colgado en el cuello hacen otras cuentas.

Se trata de personal del INE, que contabiliza sillas, camisetas, gorras, botellas de agua, bocinas, mamparas, pantallas, drones, plataformas montadas sobre estructuras de metal, globos, pelotas, mantas, banderines, camiones, microbuses, lunchs, mariachis y el show del cantante José Julián con el que cerró la tarde.

Todo lo necesario para hacer un mitin de estas dimensiones va a dar al teléfono inteligente de los chicos del INE, donde registran, en una app especial, datos y fotografías que van a ingresar al reporte de gastos de campaña del candidato panista.

Otros teléfonos registran selfies con Anaya y los demás candidatos panistas de Guanajuato.

El abanderado de Por México al Frente habla menos de 13 minutos, pero dedica más de media hora a fotografiarse con sus simpatizantes.

Anaya sabe que todas esas imágenes subirán a las redes sociales, donde su equipo ha puesto la mirada como plataforma ideal para la difusión de su mensaje.

Desde su cuenta de Twitter, Anaya mismo subió un video de tres segundos, casi 21:00 horas, presumiendo la primera gran movilización de su campaña.

En los alrededores del estadio del Celaya, las escenas de gente abordando camiones para regresar a sus comunidades cargando camisetas, banderines y gorras remiten al pasado.

Pero, en el hashtag que acompaña el video, Anaya ha escrito todo lo contrario: “#DeFrenteAlFuturo”.

Y… apenas es el día 3 de la campaña.