Internacional

Protestan en El Salvador por dar nombre de represor a una calle

SALVADORAN ARCHBISHOP OSCAR ROMERORedacción / Notimex. San Salvador, 16 de diciembre de 2014.- Centenares de víctimas del pasado conflicto armado de El Salvador salieron hoy en una marcha por la paz y para repudiar la denominada calle mayor Roberto d’Abuisson, el asesino del arzobispo Oscar Arnulfo Romero.

La manifestación, organizada por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) y organizaciones de víctimas de la guerra (1980-1992), se realizó en la calle San Antonio Abad, que el alcalde de San Salvador, Norman Quijano, cambió hace unas semanas por el nombre del extinto militar que planificó el crimen de Romero.

Entre consignas de rechazo, las personas colocaron ofrendas florales en el parque Monseñor Rivera y Damas, que lleva su mismo nombre y que se ubica en la polémica calle, al tiempo que rindieron homenaje a Romero, que dentro de poco sería beatificado por El Vaticano.

El titular de la PDDH, David Morales, dijo que la concentración pacífica es un homenaje a Romero y Rivera y Damas, constructores de la paz, pero también para repudiar la denominación de la calle Roberto d’Abuisson, conocido represor y fundador de los escuadrones de la muerte en aquella época.

Morales recordó que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) estableció en 2002 que d’Abuisson fue el responsable del martirio de Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980.

Por eso, la calle San Antonio Abad, no puede llevar el nombre de un represor y fundador del partido derechista de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), advirtió el ombudsman salvadoreño.

Jaime García, en representación de las víctimas de conflicto bélico, exigió a Quijano del partido Arena, a que retire el nombre de la calle del nefasto personaje, que además es el responsable de la muerte de miles de personas.

García explicó que si el alcalde cambia la calle, hay miles de nombres de víctimas del conflicto para que se agregue a la avenida San Antonio Abad.

El partido Arena, que nunca ha aceptado la autoría del extinto mayor del Ejército en el asesinato de Romero, ha defendido el nombre de la calle.