Negocios Principal

Trabajo no remunerado aumentó en 2020, a 27.6% del PIB

Redacción / Milenio. México. 3 de diciembre del 2021.- En 2020, año de la crisis por la pandemia del covid-19, el valor económico de las labores domésticas y de cuidados realizadas por la población de 12 y más años de edad (trabajo no remunerado) reportó un monto de 6.4 billones de pesos, equivalente a 27.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, porcentaje superior al de 2019, cuando fue de 19.3 por ciento del PIB, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con el resultado de la “Cuenta satélite del trabajo no remunerado de los hogares de México 2020”, de estos 6.4 billones de pesos, las mujeres contribuyeron con 73.3 por ciento y los hombres con 26.7 por ciento, es decir, las mujeres aportaron 2.7 veces más valor económico que los hombres.

El valor económico neto per cápita (por persona) registró un incremento de 11.1 por ciento respecto a 2019 y alcanzó los 49 mil 437 pesos por persona. Cada mujer realizó trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados equivalentes a 69 mil 128 pesos anuales, mientras que cada hombre realizó actividades similares equivalentes a 27 mil 175 pesos.

Principales actividades no remuneradas
El Inegi señaló que las actividades que presentaron en 2020 la mayor contribución al valor económico del trabajo no remunerado de los hogares corresponden a los cuidados y apoyo, con 27.9 por ciento, seguido de la actividad de proporcionar alimentos, con 21.8 por ciento y las actividades de limpieza y mantenimiento de la vivienda que contribuyen con 20.7 por ciento.

Durante 2020 se presentó un aumento de horas en las labores domésticas y de cuidados, así como una disminución en las actividades que requieren de traslados fuera del hogar.

Las actividades que presentaron mayor crecimiento en horas fueron cuidados de salud dentro del hogar, con 9.4 por ciento, seguido de la limpieza y mantenimiento de la vivienda, con 7.5 por ciento, las actividades de apoyo a otros hogares, con 7.3 por ciento, y las tareas de alimentación, con 4.8 por ciento.

En contraste, las actividades de trabajo voluntario disminuyeron 13.8 por ciento, seguido de los cuidados generales, ayuda escolar y apoyo (incluye traslados y acompañamiento) que retrocedieron 6.2 por ciento, y las compras y administración del hogar que se redujeron 3.6 por ciento.

Etiquetas