Nacional Principal

Tamaulipas, sexto lugar con más cuerpos sin identificar; 635 de 6 mil en fosas sin reclamar


Redacción / Milenio. México. 25 de octubre del 2021.- Se calcula que en Tamaulipas más de 6 mil personas desaparecieron dos veces. Son los muertos sin nombre que yacen en fosas comunes en espera de ser identificados.

Son los difuntos que no tuvieron una sepultura digna, restos que se perdieron en el anonimato, mientras en el estado más de 16 mil hombres y mujeres son buscados por sus familiares, que anhelan encontrarlos con vida.

Y es que de acuerdo con datos oficiales, hasta finales de 2020 se tenía un registro de 3 mil 788 cadáveres sin identificar en el estado, pero según estimaciones de grupos y colectivos, con la cifra negra y los eventos violentos de este año se puede estar llegando a los 6 mil.

“Podemos estar hablando de un incremento del 33% en hechos de violencia en 2021, lo que nos ubica en una probabilidad de más de 6 mil cuerpos no identificados. En resumen, Tamaulipas no tiene una certeza de la magnitud de la crisis forense al no contar con un sistema efectivo, confiable y transparente”, señala la Red de Desaparecidos de Tamaulipas (Redetam), que encabeza Josefina de León Mendoza.
En la “Memoria de una Doble Desaparición”, esa asociación analizó la problemática forense que arrastra la entidad y en donde señala que se han apilado cuerpos en diversos espacios, institucionales unos, clandestinos otros. Se estima que el 25% corresponde a población migrante.

Cuestionan procedimientos
En su trabajo de investigación, Redetam expone que, entre 2006 y 2020 la autoridad dice haber identificado 635 cuerpos pero no han sido reclamados, sin embargo cuestiona bajo qué procedimiento, porque en los primeros diez años no se contaba con la suficiente capacidad para hacerlo.

El documento en mención subraya que debe haber dignidad y respeto a las víctimas, una identificación inmediata y permanente, de manera que sea fácilmente localizado por su familia y conservar el caso abierto.

Menciona que muchas de las personas en fosas comunes, fueron víctimas de la violencia y ahora también de las malas prácticas institucionales. Por ello, Redetam llevó a cabo esta labor de investigación y plasmó sus resultados en un reporte inédito cuya narrativa está basada en víctimas.

“Quisimos exponer lo más cercano posible la gravedad del problema, es un llamado a quien tiene el poder de apoyar y transformar, pues la violencia no ha tenido tregua”.
El informe también hace mención de la existencia de sitios de exterminio donde hay una gran cantidad de restos óseos no individualizados, y de acuerdo con fuentes ciudadanas, el organismo estima más de 197 sitios mapeados en la última década en la entidad.

Sexto sitio nacional
El reporte “La Crisis Forense en México” del Movimiento por Nuestros Desaparecidos, señala que Tamaulipas es de los estados que concentran el 71.7% del total de cuerpos no identificados, situándose en el sexto sitio.

A su vez, la “Memoria de una Doble Desaparición” hace ver el vacío de información en torno a los lugares de resguardo de los cuerpos, pues no hay precisión de cuántos sitios existen y qué cantidad contiene cada uno.

Considera que la carencia de documentar cada caso, pudiera ser por el número excesivo o por la falta de recurso humano, tecnológico e infraestructura adecuada, aunado a la falta de capacitación, certificación, procesos internos y protocolos en el escaso personal.

Precisa que por ley, los panteones municipales o privados, deben destinar un porcentaje de su espacio a la denominada fosa común, sitio donde se entierra de forma legal cadáveres que no tienen una propia sepultura.

“Concluimos la existencia dentro del periodo 2006 al 2020, de 25 sitios de resguardo de cuerpos, entre los que se pueden apreciar 3 espacios en zonas ejidales, 4 en agencias funerarias privadas y 18 en panteones públicos o particulares”.
Concluyen que los registros y bases de datos efectivamente están en proceso de construcción, a lo que cuestionan cuánto tiempo más hay que esperar. El primer semestre de 2021 la Comisión Nacional de Búsqueda refirió que el proceso está en curso y bajo la operación de la FGR y puede tardar aproximadamente dos años más en concretarse.

Redetam puntualiza que en identificación forense sí se han incrementado las capacidades de recursos humanos y materiales, pero no de forma equitativa a la magnitud de la problemática.

“Se incrementó la plantilla de peritos forenses y expertos en genética y se invirtió en adquisición de reactivos que permiten la extracción del ADN y equipo tecnológico para mayor capacidad de análisis y contraste entre las muestras biológicas de las familias con los cadáveres no identificados”.
Menciona que, a la fecha, Tamaulipas cuenta con 16 mil perfiles genéticos que ha recabado de forma local y se continúa la conformación de los Archivos Básicos de Identificación Forense de los cadáveres no identificados que se tienen en la entidad.

Para ello se ha estructurado un plan de exhumaciones en fosas comunes, llevándose a cabo el primer proceso en Miguel Alemán en 2018, donde se logró exhumar 304 indicios forenses, entre grupos de restos óseos y cuerpos completos, a los cuales se les recabaron 765 muestras genéticas, permitiendo re inhumar 265 cuerpos.

“A la fecha han sido 17 identificaciones y 8 cuerpos entregados, es decir un 3% en un lapso de 3 años. Si la dinámica continúa así probablemente se estará terminando este primer ejercicio en alrededor de 33 años”, expone el documento sobre la crisis forense en el país.