Nacional Principal

Subrogación de servicios le cuesta al ISSSTE 8 mil millones de pesos al año: Ramírez Pineda

  • Necesario reducir este sistema que no beneficia a la derechohabiencia, ni en calidad, ni en eficiencia, informó el director general.
  • Con el liderazgo del presidente Andrés Manuel López Obrador trabajamos en conjunto para recuperar la rectoría de los servicios de salud a través del intercambio de atención entre instituciones públicas, agregó.
  • Participó en los Conservatorios para la Promoción de la Salud en el Senado de la República.

Redacción / Ventanaver. Ciudad de México, 05 de octubre de 2021.- El Estado debe recuperar la rectoría del sistema de salud en México y reducir la subrogación de servicios, que al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) le cuesta alrededor de ocho mil millones de pesos al año, es el reto principal que enfrenta el Gobierno de México, dijo el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda.

El sistema de subrogación de servicios no beneficia a la derechohabiencia, ni en calidad, ni en eficiencia, señaló durante su participación en los Conservatorios para la Promoción de la Salud en el Senado de la República, donde estuvieron la presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero; el presidente de la Comisión de Salud, Américo Villarreal Anaya, y representantes de las diferentes instituciones de salud.

Ramírez Pineda destacó que “con el liderazgo del presidente Andrés Manuel López Obrador estamos trabajando en conjunto para modificar el enfoque de salud de un modelo curativo a un modelo  preventivo, así como recuperar la rectoría del sistema de salud.”

Estamos trabajando de manera coordinada para incrementar el intercambio de servicios entre la Secretaría de Salud, el IMSS, ISSSTE, Sedena, la Armada de México y demás instituciones públicas prestadoras de servicios, con ello aprovechar infraestructura y personal en cualquier rincón del país y reducir costos para garantizar el acceso a la atención médica en México, tal como se ha hecho para enfrentar el COVID-19.

“Es necesario mejorar los esquemas de estandarización para el aprovechamiento de los recursos de salud con los que contamos como nación”, puntualizó.

Ramírez Pineda resaltó que otro reto en el ISSSTE y en el sector salud es desarrollar y potencializar la formación de médicos y enfermeras. “A nivel nacional somos deficitarios de personal de salud”. Exhortó a las universidades a formar nuevas generaciones enfocados en especialidades relacionadas con los padecimientos de nuestra población.

En el caso particular del ISSSTE, se está ampliando el número de médicos de residencia y las sedes para los programas de formación de especialistas para fortalecer el primer nivel de atención, diagnóstico oportuno y control de pacientes con enfermedades crónico degenerativas.

Comentó que entre los retos y acciones del Gobierno de México para fortalecer los servicios de salud, está el generar incentivos para que el personal médico se movilice a zonas rurales y marginadas de México, asegurando el acceso a quienes más lo necesitan.

Además, se invertirá en un Centro Nacional de Vacunas, “el sistema de salud pública debe de tener la capacidad de producirlas para atender las necesidades de salud de su población. En la actualidad la mayoría son elaboradas por farmacéuticas extranjeras, lo que nos hace altamente dependientes”.

Al concluir su participación en los Conversatorios organizados por la Comisión de Salud del Senado de la República, Ramírez Pineda detalló que la pandemia ha retrasado metas y objetivos de salud de todos los países y adicionado nuevos desafíos, “pero también nos ha dotado de herramientas y capacidades para enfrentarlos”.

“Por ello, es importante procurar en estos espacios de diálogo que resultan una gran oportunidad para conectar a los especialistas en materia de salud con quienes tienen la encomienda de vigilar  y construir políticas públicas. Estoy seguro que será de gran beneficio para promover la salud de forma innovadora y con una visión humanística”, destacó.

La presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero, agradeció a Ramírez Pineda por estar en comunicación permanente para atender los temas de salud pública y que las y los mexicanos reciban la atención que merecen.

Hizo un llamado a la población a no disminuir las medidas de seguridad e higiene para evitar contagios por COVID-19, así como el ir implementando estrategias de adaptación ante esta pandemia.

De igual manera, el presidente de la Comisión de Salud, Américo Villarreal Anaya, resaltó que en estos Conversatorios se difundirá información veraz que permita cuidar y mantener “nuestro bien más preciado: la salud”. En el evento también participaron la directora general del Centro de Capacitación y Formación Permanente del Senado de la República, Cynthia Murrieta Moreno; el presidente Ejecutivo de la Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD), Héctor Valle Mestos; la directora de Prestaciones Médicas del IMSS, Célida Duque Molina, y los directores del Hospital Central Militar Guadalupe Maza de la Torre y Sanjuan Padrón Lucio.