Nacional Principal

Subregistro de feminicidios, trata de personas, secuestro, extorsión, robo con violencia, robo de violencia, robo de vehículos, violencia familiar y narcomenudeo… ¿Y posibles ocultamientos y anomalías?


Además de la grave situación de inseguridad en el país, hay un serio problema de sub-registro de delitos que indica que la ciudadanía no los denuncia, esencialmente por falta de confianza en las instituciones.
Según la ENVIPE 202 (encuesta de victimización que realiza el INEGI), los delitos con mayor cifra negra son el secuestro (98.6%), la extorsión (97.9%), el fraude (96.7%), el robo parcial de vehículo (94.4%), el robo o asalto en calle o transporte público (94.4%) y el robo a casa habitación (90.6%).
Aun tomando en cuenta la cifra negra, algunas cifras podrían indicar manipulación u ocultamiento de información.

Redacción / Ventanaver. Ciudad de México, 01 de noviembre de 2021.- Además de la grave situación de inseguridad en el país, hay un serio problema de sub-registro de delitos, en algunos casos con cifras que incluso pueden considerarse anómalas, en particular en los rubros de feminicidio, trata de personas, extorsión, secuestro, robo a transeúnte con violencia, robo de vehículo con violencia, violencia familiar y narcomenudeo. Causa en Común realizó un recuento de estas posibles anomalías, correspondientes al periodo enero a septiembre de 2021. Entre los ejemplos se encuentran:

a) Feminicidio: Tamaulipas registró una caída del 70% en 2021 respecto a 2020, con 2 víctimas en lo que va del año. En contraste, la fiscalía de esta entidad reportó 52 mujeres víctimas de homicidio doloso. Por otra parte, Causa en Común ha documentado al menos 5 casos de asesinato con violencia extrema contra las mujeres en esta entidad.

b) Trata de personas: Tlaxcala, Sonora y Guerrero reportaron disminuciones del 91, 88 y 86%, respectivamente, en el número de víctimas registradas, con una víctima por estado, salvo Guerrero que informó de 3 víctimas.

c) Secuestro: Durango solo ha informado de un secuestro desde 2020. En lo que va de este año no ha registrado ninguno.

d) Extorsión: Quintana Roo informó que el número de víctimas de extorsión de 2021 es 52% menor en relación al 2020.

e) Robo a transeúnte con violencia: Nayarit reporta dos casos, Colima reporta 14, Zacatecas y Yucatán 23, y Sinaloa 32.

f) Robo de vehículo con violencia: Puebla registró una disminución del 28% respecto de lo reportado de enero a septiembre de 2020, aun cuando la capital de este estado ocupa el lugar 8 de los 10 municipios con mayor incidencia de este delito a nivel nacional.

g) Violencia familiar: Guerrero no figura entre los estados que concentran los 10 municipios con más denuncias por este delito a nivel nacional.

h) Narcomenudeo: A nivel municipal, el primer lugar de denuncias por narcomenudeo lo tiene León, Guanajuato, con 15,218 casos, de los 17,878 que reporta el estado en total. Un muy lejano segundo lugar lo tiene Tijuana, Baja California, con 4,426; seguido de Ciudad Juárez, Chihuahua, con 3,458.

México requiere cifras de delitos más cercanas a la realidad para el diagnóstico, análisis, diseño y evaluación de políticas públicas en materia de seguridad. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública debería realizar una evaluación pública de la incidencia delictiva que reportan las entidades federativas, y tomar acciones para mejorar los reportes sobre la comisión de delitos en el país. Al respecto, Causa en Común propone:

Capacitar a los servidores públicos encargados de recolectar la estadística de incidencia delictiva, a fin de proporcionar un esquema homologado de información.
Establecer mecanismos institucionales de seguimiento, supervisión, detección y sanción para aquellas autoridades que proporcionen información incompleta, manipulada o falsa, y vincularlos con ejercicios de rendición de cuentas y transparencia.
Promover la denuncia ciudadana mediante campañas permanentes, multiplicar los mecanismos y canales para realizar las denuncias, y proveer acompañamiento y apoyo especial para personas en condiciones de vulnerabilidad, como mujeres y niños que sufren violencia familiar.