Principal Salud

Rusia analiza su vacuna Sputnik V contra la nueva variante de covid Omicron

Redacción / Milenio. México. 29 de noviembre del 2021.- El Instituto Gamaleya inició un estudio para comprobar la capacitada de Sputnik V y Sputnik Light para neutralizar la última variante del SARC-Cov2 conocida como Omicron y, en caso de ser necesario producir las dosis a gran escala para erradicar esa propagación que derive en enfermedades más graves y en muertes, informó Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo de Inversión Directa de Rusia.

“Basado en los protocolos existentes de desarrollo inmediato de versiones de vacunas para variantes de interés, ya ha comenzado a desarrollar la nueva versión de la vacuna Sputnik adaptada a Omicron. En el caso poco probable de que se necesite tal modificación, la nueva versión de Sputnik Ómicron puede estar lista para la producción a gran escala en 45 días”, explicó
Con eso, podrían proporcionar varios cientos de millones de refuerzos Sputnik Omicron a los mercados internacionales para el 20 de febrero de 2022 con más de tres mil millones de dosis disponibles en 2022.

En tanto, “las vacunas rusas Sputnik V y Sputnik Light son altamente efectivas contra todas las variantes de SARC-Cov2”, entre estas Delta, de mayor predominio.

“Esto ha sido demostrado por un artículo publicado en la revista médica Vaccines y datos del mundo real de numerosos países: Un estudio reciente en Hungría demostró que la vacuna Sputnik V tenía la mayor eficacia (98 por ciento) en la prevención de la mortalidad relacionada con covid y un 85.7 por ciento de eficacia contra la infección por coronavirus entre cinco vacunas (Sputnik V, Moderna, Pfizer, AstraZeneca y Sinopharm) utilizadas en el país entre enero y junio de 2021”.
La proporción de muertes por covid en la población no vacunada fue 130 veces mayor que entre las vacunadas con Sputnik V en el mismo período.

El estudio San Marino, demostró que Sputnik V tiene una eficacia del 80 por ciento contra la infección por coronavirus del sexto al octavo mes después de administrada la segunda dosis, que es mucho más alta que la eficacia publicada de las vacunas de ARNm de menos del 30 por ciento después de 6 meses.

La eficacia de la vacuna Sputnik se basa en el enfoque de refuerzo heterogéneo que utiliza dos vectores diferentes para dos dosis desarrollado por el Instituto Gamaleya, y una plataforma de vectores adenovirales comprobada, que desencadena una respuesta inmune más amplia en comparación con las vacunas de ARNm.

El fondo actúa como catalizador de la inversión directa en la economía rusa. Fue fundado en 2011.