Nacional Principal

Rogelio Ramírez de la O, asesor de cabecera que llega a SHCP

Redacción / Ventanaver. Ciudad de México., 09 de junio de 2021.- El encargado de coordinar la próxima reforma fiscal en el País y de administrar los recursos para las megaobras de Andrés Manuel López Obrador en la segunda parte de su Gobierno ya tiene nombre: Rogelio Ramírez De la O.

Con la salida de Arturo Herrera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), propuesto para ser Gobernador en el Banco de México (Banxico), Ramírez De la O fue elegido por el Presidente para tomar al mando de las finanzas públicas de México.

Ramírez De la O, quien se convertirá en el tercer Secretario de Hacienda de esta Administración, ha desarrollado su carrera en la iniciativa privada, pero también ha mantenido un vínculo muy cercano con López Obrador.

Su relación se formalizó desde 2006, cuando encabezó el equipo de política económica para las elecciones presidenciales de ese año.

Asimismo, para la campaña de 2012 fue contemplado como posible Secretario de Hacienda en la propuesta de Gabinete de López Obrador.

Ya en la contienda de 2018 decidió no participar en el proceso electoral, aunque luego de la victoria de Morena se le ofreció en algún punto dirigir al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Su formación es en economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde hizo su tesis sobre comercio internacional, y cuenta con un doctorado también en economía por la Universidad de Cambridge.

Actualmente es director de la firma Ecanal (Economic Analysis for Company Planning), una empresa de análisis macroeconómico y pronósticos sobre México a las empresas.

Recientemente se ha destacado por realizar análisis económicos como los flujos de capital, acuerdos de libre comercio y la globalización.

En el pasado, previó la crisis del peso de 1994 y posteriormente la crisis y rescate de la banca.

Sobre la reforma fiscal, en marzo de este año el Secretario Herrera informó que la decisión de realizarla se tomaría después de las elecciones de medio término. Aseguró que el Gobierno federal estaba en conversaciones con las entidades sobre sus necesidades fiscales, lo que ayudaría a tomar una decisión de si hay condiciones para eventuales cambios tributarios.

Al final de ese mes, Raquel Buenrostro, Jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), afirmó que la reforma fiscal que se presentará en el segundo semestre de 2021 estará enfocada a la simplificación administrativa y el combate a la evasión.

Posteriormente, en mayo, Arturo Herrera señaló que el País podría implementar una reforma tributaria en 2021 en caso de que sea propuesta en septiembre del presente año, cuando inicia el próximo periodo de sesiones del Congreso.

“Lo que hay que hacer es discutir, las reformas fiscales tienen muchos elementos, uno puede ser de facilitación de los impuestos. En todo caso si se planteara una reforma fiscal en septiembre, es para que entrara en vigor en 2022”, dijo.

Fuente: Reforma