Legislativo Principal

Propone Fernando Arteaga que Congreso revise y autorice tarifas de agua en Veracruz

  • Costos desproporcionados y excesivos por el servicio lesionan la economía de miles de familias y les limita otros derechos fundamentales, como la alimentación, expuso

Redacción / VentanverMx. Xalapa, Veracruz, 29 de septiembre de 2022.- Para garantizar que la población deje de pagar tarifas de agua desproporcionadas y excesivas, el diputado local Fernando Arteaga Aponte propuso reformas a la Ley de Agua del Estado de Veracruz para que sea esta Soberanía la encargada de analizar, dictaminar y autorizar los cobros que los organismos operadores aplicarán año con año por su servicio.

Al presentar su iniciativa, el Presidente de la Comisión Permanente de Agua Potable y Saneamiento, del Congreso, expuso que miles de familias veracruzanas se ven afectadas al tener que pagar, en algunas ocasiones, tarifas muy altas para acceder a un servicio público que, en estricto sentido, debería ser universal y asequible, tal como lo establece el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6 de la Agenda 2030, volviéndose una obligación para este Poder el legislar en favor del cumplimiento a esta meta fijada por la ONU.

“Como legisladores y garantes de los derechos humanos no podemos permitir que el acceso a este servicio público se realice a expensas de otros derechos fundamentales como la alimentación, la vivienda o incluso la educación; el pago por los servicios de agua potable, drenaje, alcantarillado, disposición y saneamiento de aguas residuales, y por ningún motivo debería limitar la capacidad de las personas para adquirir otros bienes y servicios básicos”, enfatizó.

Citó que entidades como Puebla, Tabasco y San Luis Potosí ya prevén en sus ordenamientos regulatorios en materia de aguas, la revisión y aprobación por parte de sus congresos locales de las cuotas y tarifas que habrán de ser aplicadas al usuario, garantizando que la metodología implementada resulte coherente y proporcional en razón de los costos directos e indirectos que inciden en su prestación, atendiendo, en todo momento, a los diferentes tipos de usuarios, a los usos y a sus rangos de consumo.

Esta iniciativa -prosiguió- propone que, en todo momento, el servicio de agua potable debe ser medido, como sucede, por ejemplo, en esta capital, a través de aparatos específicos que correrán a cuenta del prestador del servicio y únicamente para los casos en los que por algún motivo ajeno al prestador del servicio no cuente con tales dispositivos, se deberán aplicar cuotas fijas que previamente resultarían analizadas y aprobadas por este Poder Legislativo.

Reiteró que, de esta manera, se garantizaría al usuario que la erogación por tal servicio siempre será proporcional a su consumo, pudiendo incluso dar lugar al cobro de tarifas preferenciales en aquellos casos en que exista un uso eficiente y moderado de agua potable.

“En mérito de lo anterior, garantizar la prestación de servicios asequibles para todas las personas requiere un cambio de paradigma, empezando por una perspectiva de derechos humanos. Esto es más que una simple obligación constitucional; se trata de cumplir con responsabilidad a quien nos debemos y a quienes siempre debemos procurar el mayor de los beneficios: el pueblo de Veracruz”, sentenció, al término de su participación en la Sesión Ordinaria de la Diputación Permanente.