Estado Principal

Piden a la Corte detener ampliación del puerto de Veracruz

Redacción / Milenio. México. 5 de enero del 2021.- El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) y organizaciones ambientales llamaron a los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a que eliminen las autorizaciones de ampliación del Puerto de Veracruz con el fin proteger el ecosistema de la región y evitar desastres naturales en un futuro.

Xavier Martínez Esponda, director operativo de CEMDA, explicó que el próximo 12 de enero la SCJN emitirá un fallo en el que se podrá decidir si las obras deben parar o continuar, por lo que exhortó a que los magistrados declaren insubsistentes las autorizaciones del proyecto, se restauren los servicios ecológicos afectados y se reparen los daños causados.

Durante una conferencia de prensa virtual, Martínez Esponda, detalló que el principal objetivo del amparo presentado desde 2016 “no es detener la construcción del Puerto de Veracruz, es proteger el derecho del medio ambiente sano de las personas que viven en la región y de proteger y conservar el sistema arrecifal veracruzano que está severamente lastimado”.

Por su parte, el representante de EarthJustice, Guillermo Zúñiga, señaló la importancia de que en México se respete el derecho al acceso a la justicia ambiental, pues el ecosistema es un bien universal que debe ser cuidado y respetado para contar con una mejor calidad de vida por parte de los habitantes de la zona.

“EarthJustice se suma a los demandantes para pedir a la SCJN que reconozca este vínculo de los servicios ambientales de uno de los sistemas de arrecifes más importantes del país con la calidad de vida de las personas que son beneficiarias de estos servicios por el simple hecho de vivir ahí, de ser residentes de ese lugar”, indicó Zúñiga.
Sobre este tema, Martínez Esponda recordó que las afectaciones que ha causado la ampliación del Puerto de Veracruz abarcan una zona muy grande, pues se extienden desde la desembocadura del Río Actopan, al norte del estado, hasta la región de los Tuxtlas. “Estamos hablando de una región enorme, muy grande, con un gran valor cultural y biológico que no fue evaluado en el proceso de toma de decisión por la autoridad ambiental”.

La representante de Environmental Law Alliance Worldwide, Alejandra Serrano, señaló que la resolución de la SCJN es fundamental para mantener un paso firme en defensa de los derechos humanos en materia ambiental y evitar retrocesos que afectan la vida diaria de las personas.

“Este caso debe servir como precedente para evitar la pérdida de ecosistemas fundamentales para la subsistencia de poblaciones costeras como lo son los arrecifes. Consideramos necesario que sea aplicado el principio de no regresión, el cual busca que los avances logrados para la protección de un derecho no retrocedan, sino que permanezcan y sean vinculantes”, afirmó Serrano.