Legislativo Principal

Paladines del viejo régimen no vendrán a desestabilizar a Veracruz: Luis Arturo Santiago

  • Causa perdida y torpeza de quienes por “contentillo político” piden remoción de funcionarios que le están dando resultados a la sociedad, afirmó.

Redacción / Ventanaver. Xalapa, Veracruz, 14 de enero de 2022.- Los paladines del viejo régimen, que han venido sólo a hacer turismo político y a exigir por “contentillo político” la remoción de funcionarios, no podrán desestabilizar a Veracruz ni desconcentrar a quienes tienen la tarea de seguirle dando resultados a las y los veracruzanos, afirmó el diputado Luis Arturo Santiago Martínez, presidente de la Comisión Permanente de Vigilancia en el Congreso local.

Tachó como intromisión, torpeza y causa perdida lo planteado por quienes ya perdieron la brújula política y hasta geográfica. “Algunos desde hace años dejaron de radicar en el estado y otros siempre han estado lejos. A 800 kilómetros de aquí, estaban ocupados y preocupados de sus propios asuntos, de sus negocios en la política, sumidos con profunda obsesión en sus ambiciones vulgares”, agregó.

“A esos paladines del viejo régimen que se han ladeado, que se han doblado y arrodillado al dios del dinero, que se quitaron la máscara de su conservadurismo, les decimos -y que suene claro y fuerte- ante la carne mala, incluso ya en descomposición política, de esos nuevos innombrables, que aquí en Veracruz hay mucha salsa”, enfatizó en un mensaje dado ante medios de comunicación a nombre del Grupo Legislativo de Morena.

Y les puntualizó: en el marco jurídico de las instituciones públicas de Veracruz se señala los mecanismos y las facultades para designar y remover funcionarios; de ninguna manera podrá ocurrir a contentillo de personajes ajenos al estado, que desconocen en absoluto nuestra realidad, nuestra historia reciente y hasta nuestra elemental geografía.

Es gente, dijo, que ha perdido la brújula geográfica porque andaba lejos de su tierra, gente que perdió la brújula política y hasta del sentido común; Veracruz -ellos no lo saben, pero nosotros sí, porque nos tocó vivirlo- hasta hace tres años estuvo gobernado por una seguidilla de sátrapas que lastimaron a nuestro estado.

Les recordó que los anteriores gobernantes sembraron el estado de cadáveres y pusieron a las instituciones al servicio de la delincuencia; ahora -enfatizó- se están haciendo las cosas bien; ahora hay funcionarios que están haciendo bien su trabajo, están rompiendo con el pasado y ahora son blanco de ataques con motivación política.

Santiago Martínez, cuestionó: ¿Por qué esa gente de fuera no vino en aquellas épocas de los malos gobernantes?, ¿por qué cuando veracruzanas y veracruzanos luchamos para sacudirnos a las lacras corruptas que echamos a la calle no vinieron a luchar de nuestro lado?, ¿dónde estaban cuando nos tocó enfrentar al poder político criminal?, y ¿dónde estaban cuando nos golpearon los huracanes?

Estaban en su tierra -respondió- preocupados por sus propios asuntos, por sus negocios en la política, sumidos con profunda obsesión en sus ambiciones vulgares. Los que nacieron en la Ciudad de México y nunca han vivido en Veracruz ni han movido un dedo para ayudarnos, cuando esa ayuda nos hubiera caído bien, no tienen ninguna capacidad moral o política para pronunciarse sobre los temas veracruzanos.

Veracruz, apuntó, es muy bonito para venir a hacer muchos tipos de turismo: de aventura, gastronómico, de pueblos históricos, pero el turismo político -que ya le gustó a algunos- es un extravío, una intromisión, una torpeza y, sobre todo, una causa perdida.

Desde luego, les precisó Santiago Martínez, esta tierra es libre, pueden venir cuando quieran a hacerle el gasto a nuestras cafeterías, a echarse un lechero con su canilla y sus huevos tirados, pero no van a pasar de ahí; no van a desestabilizarnos ni a sacarnos de nuestra concentración, que es darle resultados a Veracruz, ni mucho menos están para venir a correr funcionarios que hacen bien su trabajo.

¡Que viva la transformación de Veracruz y que viva Cuitláhuac García Jiménez!, exclamó el integrante de Morena en la LXVI Legislatura local al finalizar su mensaje, al que asistieron las diputadas Cecilia Guevara Guembe, Rosalinda Galindo Silva, Gisela López López, Margarita Corro Mendoza, Perla Eufemia Romero Rodríguez, Magaly Armenta Oliveros y Lourdes Juárez Lara.

De igual forma, respaldaron el pronunciamiento los diputados Marco Antonio Martínez Amador, Roberto San Román, Paul Martínez Marie, Antonio Luna Rosales, Luis Fernando Cervantes Cruz, Sergio Lenin Guzmán Ricardez y el diputade Gonzalo Iván Durán Chincoya.