Estado Principal

Inseguridad alimentaria, factor de mayor mortalidad por Covid-19: Vela

*Presentan investigadores avances en libro que ayudará a salvar vidas

Redacción /Ventanaver. Xalapa, Ver.,19 de agosto del 2021.- En 52 municipios de Veracruz se registraron mayores índices de inseguridad alimentaria (desnutrición) en hogares donde viven hijos menores de edad, que en aquellos donde viven mayores de 18 años de edad y por eso, donde mayor impacto ha tenido el virus Covid-19, sostuvo Rafael Vela, investigador de la Universidad Veracruzana.

Este jueves los investigadores Leonardo Rodríguez Hernández y Rafael Vela Martínez, presentaron -vía streaming- los avances del libro: Seguridad Alimentaria en Veracruz. Una estrategia para evitar más fallecimientos a causa del Covid-19 en zonas Metropolitanas.

Los autores realizaron indicadores de Inseguridad Alimentaria para 52 municipios de las zonas metropolitanas de Veracruz-Boca del Río, Córdoba, Orizaba, Poza Rica, Acayucan, Coatzacoalcos y Minatitlán, estos concentran el 60 por ciento de la población veracruzana.

La zona metropolitana de Acayucan, reveló para el municipio de Oluta un índice medio (color amarillo) de inseguridad alimentaria, pero en viviendas donde existen menores de 18 años, el panorama cambia a mayor inseguridad alimentaria (color rojo).

Otro ejemplo, zona metropolitana de Coatzacoalcos, el municipio Nanchital el índice se observó en la zona norte con mayor inseguridad alimentaria que en la zona sur y, se tornó peor en hogares con menores de 18 años.

En la ciudad de Minatitlán mostró que en hogares donde hay hijos mayores d 18 años la seguridad es buena (color verde) y en hogares con hijos menores a 18 años se tornó a rojo, es decir, mayor inseguridad; este mismo escenario se presentó en la zona metropolitana de Orizaba y Córdoba.

En los hogares donde existen menores de edad (menores de 18 años), incrementa la inseguridad alimentaria, por la demanda alimenticia de los niños y adolescentes.

Los investigadores afirmaron que esta investigación es una excelente herramienta para mejorar las dietas y contenidos de despensas de ayuda que dan programas del DIF estatal y municipales y con ello coadyuvar a fortalecer el sistema inmunológico de las familias de más escasos recurso, para poder hacer frente al virus de Covid-19.
“Este trabajo sirve para reorientar las políticas públicas de los gobiernos y ese es la vinculación que todas las universidades deben hacer con sus estados, vincular la academia con el gobierno y se canalicen mejor las políticas públicas de los tomadores de decisiones”, expresó Vela Martínez.

En ese sentido, Leonardo Rodríguez enumeró algunas sugerencias de políticas públicas para reducir el índice de inseguridad alimentaria tales como fortalecer las cadenas productivas del sector agropecuario con inversión directa, otorgando créditos a los productores.

Impulsar cadenas de distribución interregional e intermunicipal por regiones metropolitanas y microsistemas económicos, reconstruir caminos y carreteras para movilizar los productos del campo.

Abrir tianguis y mercados municipales donde se oferten los productos del campo a precios accesibles, impulsar una mejor organización de productores, otorgar despensas mejor balanceadas, fomentar la agricultura de traspatio, entre otros.

Finalmente, los indicadores se realizaron en las zonas metropolitanas de Poza Rica (Cazones, Coatzintla, Papantla, Poza Rica y Tihuatlán); Veracruz-Boca del Río (Jamapa, Alvarado, Medellín y Veracruz); de Orizaba (Atzácan, Camerino Z. Mendoza, Huilapan, Ixhuatlancillo, Ixtaczotitlán, La Perla, Maltrata, Mariano Escobedo, Nogales, Orizaba, Rafael Delgado, Río Blanco, Tlilapan).

En las zonas metropolitanas de Córdoba (Amatlán de los Reyes, Chocamán, Córdoba, Coscomatepec, Fortín, Naranjal, Tomatlán, Yanga); de Acayucan (Acayucan, Oluta, Soconusco); de Coatzacoalcos (Coatzacoalcos, Ixhuatlán del Sureste y Nanchital) y; de Minatitlán (Chinameca, Cosoleacaque, Jáltipan, Minatitlán, Oteapan, Zaragoza).

Dicha investigación estará disponible para el público en general y vincular así el conocimiento con lo social.