Negocios Principal

Fitch Ratings mantuvo en “BBB-” la calificación crediticia para la deuda soberana de México

Redacción / Ventanaver. Ciudad de México., 17 de mayo de 2021.- Fitch Ratings mantuvo en “BBB-” la calificación crediticia para la deuda soberana de México, con perspectiva estable, ante un marco de políticas macroeconómicas consistentes, finanzas externas relativamente estables y sólidas.

En las últimas semanas, otras agencias como Moody’s, HR Ratings, DBRS y KBRA han mantenido sin cambios la nota de México a pesar de tenerla en perspectiva negativa.

No obstante, la nota del País está limitada por una gobernanza relativamente débil y las implicaciones que tendrá para las finanzas del Gobierno el aliviar la carga fiscal de Pemex.

A pesar de que la contracción económica de México en 2020 fue de 8.5 por ciento, superior al 7 por ciento de la región, las finanzas públicas del País han sido mejores que sus pares, por lo que la deuda ha aumentado en menor proporción, señaló Fitch.

“La principal razón de esta resiliencia relativa fue la menor respuesta fiscal ante el Covid-19 en 2020, de 0.7 por ciento del PIB. Aunque esto contribuyó a la cuarta mayor contracción del consumo privado de las 20 economías más grandes del mundo”, explicó.

Asimismo, la recaudación tributaria superó las expectativas al crecer en términos reales, al contrario de las recesiones pasadas.

Para este año, Fitch espera que la economía mexicana crezca en 5 por ciento, siendo la demanda externa de Estados Unidos el principal motor económico. Posteriormente se espera un crecimiento de 2.7 por ciento en 2020, seguido de 2 por ciento en los siguientes años.

No obstante, Fitch ve con preocupación la intervención del Gobierno en ciertos mercados y el cambio en regulaciones preexistentes que podrían desincentivar la inversión y disminuir el potencial de crecimiento.

Algunas de esta propuestas son el intento de modificar la Ley del Banco de México, la eliminación del outsourcing o las modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica, explicó la calificadora.

De igual forma, la deuda de Pemex es equivalente al 9 por ciento del PIB de México y se espera que el Gobierno mantenga un apoyo constante a la petrolera de por lo menos 0.5 por ciento del PIB cada año.

Este año, se estima que el Gobierno apoyará a la petrolera con 236 mil millones de pesos o uno por ciento del PIB esperado, superior a lo realizado en años previos.

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, dijo que la ratificación preserva el acceso favorable a los mercados nacionales e internacionales.

“Los resultados se lograron sin elevar impuestos ni contraer el gasto, manteniendo los ingresos tributarios en 0.8 por ciento reales en 2020, pese a la caída económica y contrario a otras crisis”, dijo en Twitter.