Nacional Principal

El PEF 2022 no invierte en el país, no genera infraestructura y no ancla con condiciones de crecimiento: José Francisco Yunes

Redacción / Ventanaver. Ciudad de México., 18 de cotubre de 2021.- El diputado José Francisco Yunes Zorrilla (PRI) afirmó que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022 no invierte en el país, no genera infraestructura y no ancla con condiciones de crecimiento.

“Un presupuesto tiene que cumplir con la posibilidad de crear activos públicos, invertir hacia el futuro y generar crecimiento; estos dos rubros tendrían que ser más importantes” que los temas asistenciales, indicó en declaraciones a la prensa de carácter presencial.

El también integrante de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública señaló que en el presupuesto se asignaron 8 mil millones de pesos para la operación del Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, lo cual “es excesivo. Esa batalla la vamos a dar en el presupuesto”.

Explicó que dichos recursos tienen que ver con las brigadas para empadronar, oficinas en sitio y salarios. “Habrá que ver cómo se va a empadronar, si son donde va a haber elecciones, qué tanto va a impactar al proceso de revocación de mandato, es decir, hay muchas coincidencias”.

El diputado por Veracruz comentó que el presupuesto para su entidad se suma en una bolsa de temas como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para el mantenimiento de sus líneas de transmisión y termoeléctricas; de Petróleos Mexicanos (Pemex) con los gasoductos o la rehabilitación de las refinerías, “ese recurso se entiende dentro del ámbito de la empresa productiva, no para el estado”.

Apuntó que en el presupuesto las mayores partidas en infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) “sí están para estados como Oaxaca o Hidalgo, casualmente donde hay elecciones”.

Sobre la iniciativa de reforma constitucional en materia energética que presentó el Ejecutivo Federal, Yunes Zorrilla adelantó que la votará en contra porque es nociva para el país.

“No tiene que ver con el nombre del Presidente que lo proponga o con el partido que gobierne. Simple y llanamente, cambiar la Constitución para regresar a escenarios del siglo pasado, atenta contra las posibilidades de crecimiento del país, lastima las finanzas públicas y completamente dañan al medio ambiente”, concluyó.