Nacional Principal

El gobierno debe priorizar el abasto de medicamentos, y el titular de Salud debe aclarar esta situación: Adriana Medina

Redacción /Ventanaver. Ciudad de México, 7 de julio de 2021. – El gobierno debe priorizar el abasto de medicamentos, y el titular de Salud debe aclarar esta situación: Adriana Medina

Las y los Diputados Ciudadanos exigimos al Gobierno Federal que cumpla los acuerdos a los que llegó con la Asociación de Padres de familia con Niños Enfermos A.C., ya que siguen sin cumplirse de manera oportuna mientras que las y los niños siguen sin recibir su medicamento.

Exigimos que el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela y el Director del Instituto de Salud para el Bienestar, Juan Antonio Ferrer Aguilar, aclaren con toda trasparencia las causas por las cuales persiste el desabasto de medicamentos y se comprometan ante la representación nacional a remediar los impactos del desabasto inmediatamente.

Ante la complejidad y la permanencia del desabasto, la diputada ciudadana, Adriana Medina, reiteró que tan solo en los últimos dos años se han registrado más de 25 mil reportes por falta de medicamentos de acuerdo con la plataforma Cero Desabasto.

“Esta situación ha impactado a una gran cantidad de personas que padecen enfermedades graves, de carácter oncológico, neurológico o mental por poner algunos ejemplos y cuya falta de medicamentos impactan directamente en su calidad de vida y en la estabilidad emocional y financiera de su entorno”, alertó la diputada ciudadana.

Pacientes de enfermedades mentales y esclerosis múltiple, son los más afectados, y abandonados por esta administración, “paremos un momento para pensar en estos pacientes abandonados por el gobierno. Un infante en quimioterapia, generalmente sufre terribles consecuencias físicas, así como, efectos emocionales a largo plazo. Su enfermedad, muy probablemente lo alejará de las aulas, de los amigos, de vivir una infancia plena”.

Para finalizar, Medina Ortiz dijo que este desabasto y, esta falta de compromiso institucional, deberían ser motivo para indagar la ética profesional del servicio público, pues la incapacidad de los funcionarios ha costado y seguirá costando vidas si no se resuelve de manera inmediata.