Legislativo Principal

Ciudadanía empieza a confiar en Seguridad Pública y Fiscalía General: Roberto San Román

  • Se incrementaron las detenciones y sentencias condenatorias en los juzgados contra responsables de diversos ilícitos, dijo

Redacción / Ventanaver. Tantoyuca, Veracruz, 1 de agosto de 2022.- Abatir la incidencia delictiva en el estado dejó de ser un discurso político para traducirse en acciones contundentes, con resultados palpables y medibles, no sólo por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, sino por la sociedad misma, afirmó el diputado local Roberto San Román.

El Presidente de la Comisión Permanente de Seguridad celebró, que en el primer semestre de este año, delitos de alto impacto como el secuestro haya caído hasta 60.41 por ciento, tal y como lo reveló el gobernador Cuitláhuac García Jiménez este lunes; sin duda, se le debe reconocer el papel jugado por la Fiscalía General del Estado y por su titular Verónica Hernández Giadáns, así como de la Policía Ministerial y Seguridad Pública para luchar contra la impunidad.

Enfatizó que las instituciones encargadas de procurar justicia y combatir la inseguridad están recobrando la confianza ciudadana y de los sectores productivos en el estado, con las acciones emprendidas contra la delincuencia, pero -sobre todo- por las sentencias condenatorias obtenidas en los juzgados penales en contra de los responsables de diversos ilícitos.

“No basta con detener a los presuntos infractores de la ley si éstos no son condenados por sus hechos; por fortuna, en la Fiscalía General del Estado hay un cambio radical a favor de las víctimas y de sus familiares; la ciudadanía demandaba acabar con la impunidad y los contubernios con los delincuentes, y eso está ocurriendo satisfactoriamente”, enfatizó.

Destacó que constantemente la Fiscalía General informa de las sentencias condenatorias obtenidas en contra de los responsables de feminicidios, homicidios dolosos, abigeato, secuestro y robo agravado, entre otros delitos que agravian a la sociedad en general, porque ahora las carpetas de investigación no se integran a la ligera o con vacíos para que sean aprovechados por los delincuentes, como en el pasado; ahora se les dictan sentencias de varios años de prisión.