Nacional Principal

AMLO agradece a servidores públicos por eficacia para atender desastres naturales

Redacción / Milenio. México. 9 de septiembre del 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó la labor y eficacia de los servidores públicos que han apoyado a la población damnificada en Veracruz, Hidalgo y Puebla ante los desastres naturales.

El mandatario puso como ejemplo el apoyo en Chiapas y Tabasco e indicó que se está preparando la ayuda para Jalisco, Nayarit, Colima, Michoacán y Tula.

Son “muchos servidores públicos a los que agradecemos, porque no solo son los directivos. Está el caso de los electricistas que son únicos, ejemplares”, dijo el Presidente durante conferencia de prensa.

López Obrador destacó que, tras la llegada de un huracán y las afectaciones como la pérdida del servicio de energía, los funcionarios comienzan a trabajar y reparar los daños.

“A más tardar en una semana (el suministro eléctrico) está al cien por ciento. Estamos hablando de que se caen líneas de transmisión en las comunidades apartadas y allá van las brigadas”.
“No hay en el mundo acciones como las que estoy describiendo de trabajadores al servicio del estado, servidores públicos que se desempeñen con tanta eficacia para atender problemas. Contamos con el apoyo de los gobernadores, para ejemplificar, ahora con el temblor todos los gobernadores estaban pendientes”.
El Presidente señaló que en cuanto requirió hablar con algún gobernador, los funcionarios ya estaban atendiendo las afectaciones de los desastres naturales.

“Lo mismo los gobiernos municipales y bomberos, todos los que participan en Protección Civil en los estados, policías, Guardia Nacional, todos (estaban pendientes). Es cuestión de ver imágenes de cómo los soldados y marinos están en el agua rescatando personas”.
Así, el presidente López Obrador reiteró que los apoyos han llegado directamente a los damnificados, pues “no hay límite cuando se trata de salvar vidas y ayudar a la gente que lo pierde todo”.

“Ahora el procedimiento en esta segunda etapa inicia con un censo que se lleva a cabo casa por casa, de modo que se tiene el número de viviendas afectadas y cultivos. A partir de ese censo se toman las decisiones para apoyar”.