Nacional Principal

Al terminar mensaje en el Zócalo, habrá una hora de “rumba”, dice AMLO

Redacción / Milenio. México. 30 de noviembre del 2021.- Mientras decenas de trabajadores alistan el Zócalo de la Ciudad de México para el evento de mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a los ciudadanos a asistir a la Plaza de la Constitución a escuchar su mensaje, en donde no será obligatorio el uso de cubrebocas ni se solicitará demostrar que se tiene la vacuna contra el covid-19, adelantó.

En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, López Obrador confió en que la gente de la capital sepa cuidarse y por eso no se va a imponer ninguna medida que él considere autoritaria.

“El que quiera llevar cubrebocas lo puede hacer, se protege con el cubrebocas si lo considera, lo puede hacer, pero acuérdense que desde que inició la pandemia, desde antes, nosotros estamos en contra del autoritarismo. Siempre hemos dicho prohibido prohibir, aquí no hubo ni habrá toque de queda”, apuntó.
López Obrador aseguró que la gente sabe lo que le conviene, puesto que una gran parte son mayores de edad. “Vamos a dictar la siguientes medidas: engarrótense ahí, no se muevan, no salgan. ¡Firmes!”, ironizó.

De acuerdo con el programa, las actividades comienzan a las 15:00 horas, con presentaciones musicales y a las 17:00 horas saldrá el Presidente de Palacio Nacional para dar el mensaje con motivo de su tercer aniversario como jefe del Ejecutivo federal.

Al concluir, habrá una hora de “rumba”. En los espectáculos participarán bandas musicales oaxaqueñas, jaraneros, los mariachis del Ejército y la Marina, así como la presentación estelar de María Inés Ochoa.

Al acto asistirán gobernadores, legisladores y empresarios como invitados especiales.

En tanto, en el Zócalo capitalino las cuadrillas de trabajadores están colocando el escenario, pantallas gigantes y la llamada cruz de vida que divide al zócalo en cuadrantes, para controlar a las multitudes.

El acceso al primer cuadro de la capital se encuentra completamente cerrado y custodiado por policías, y únicamente se da acceso a trabajadores y vecinos de la zona.

Etiquetas