Nacional Principal

Aceptaría cambios en reforma eléctrica si se mantiene esencia de iniciativa, dice AMLO

Redacción / Milenio. México. 21 de octubre del 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que aceptará los cambios que realice el Senado de la República a la reforma eléctrica, siempre y cuando se mantenga la esencia de la iniciativa enviada desde el Ejecutivo.

En La Mañanera desde el Palacio Nacional, López Obrador insistió en que la reforma es una oportunidad para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como empresa pública, tras los intentos de destruirla durante los gobiernos anteriores.

“Sí, siempre y cuando se mantenga la esencia de la iniciativa, cuál es la esencia, de que la industria eléctrica sea una industria estratégica propiedad de la nación, de todos los mexicanos”, respondió.
El Presidente agregó que se debe garantizar que la generación y distribución de la energía no tenga propósitos de lucro y que el manejo de la industria esté bajo la rectoría del estado mexicano.

López Obrador mencionó que la oposición critica la reforma eléctrica pero también está muy interesada en la regulación del litio pero “no se atreven” a hablar del tema.

“No les gusta es que el litio sea propiedad de la nación porque quisieran que fuese como las concesiones que se dan para la explotación del oro, la plata. El litio es un material estratégico, me consta que le brillan los ojitos a algunos”, agregó.
Reiteró que el planteamiento de su reforma es que el Estado controle el 54 por ciento del mercado eléctrico y la iniciativa privada el 46 por ciento restante, que es el equivalente a todo lo que consume un país como Argentina “se quedaron con la mala costumbre de robar a manos llenas”.

“No es una expropiación, una nacionalización, necesitamos fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad porque si no nos podemos garantizar precios justos, tiene que haber orden, la política se inventó para poner orden en el caos y es la función del estado, entonces el sofisma, todo ese engaño que había que desaparecer al estado y que todo quedara al mercado fue una tomadura de pelo”, señaló.