Internacional

Presentan nuevo software para alertar a víctimas de espionaje

NATIONAL SECURITY AGENCYRedacción / Notimex. Nueva York, 20 de noviembre de 2014.- Amnistía Internacional (AI) presentó hoy una nueva herramienta que alertará a las víctimas de espionaje, como periodistas, activistas de los derechos humanos u opositores políticos, cuando sean vigilados por los gobiernos.

Se trata de Detekt, un programa informático que puede detectar el mayor spyware de vigilancia conocido que es utilizado por algunos servicios gubernamentales para monitorear con sigilo la información contenida en las computadoras.

“Los gobiernos usan tecnología cada vez más peligrosa y sofisticada que les permite acceder a correos electrónicos privados de activistas y periodistas, o bien de manera remota encender la cámara o micrófono de su computadora para grabar en secreto sus actividades”, indicó AI.

Detekt será la herramienta primera puesta a disposición del público para alertar a las víctimas de que están siendo objeto “de intentos cobardes de control para evitar la exposición pública”, afirmó Marek Marczynski, jefe de Militar, Seguridad y Policía de AI.

El nuevo programa, presentado en conjunto por una coalición de organizaciones de derechos humanos y de tecnología, permitirá a las personas objeto de espionaje tomar medidas, subrayó.

Este software es como una protesta contra los gobiernos que utilizan la información obtenida a través del espionaje para detener los arrestos arbitrarios e ilegales, incluso torturar a los defensores de los derechos humanos y periodistas.

Detekt fue desarrollado por el investigador de seguridad Claudio Guarnieri y está siendo puesto en marcha en colaboración con AI, Digitale Gesellschaft, Electronic Frontier Foundation y Privacy International.

La Coalición contra la exportación ilegal de vigilancia, de la cual AI es miembro, estima que el comercio mundial anual en tecnologías de vigilancia asciende a cinco mil millones de dólares, y sigue creciendo.

Algunos de estos programas de vigilancia están disponibles en internet, pero otras alternativas más sofisticadas son desarrolladas por empresas privadas con sede en países desarrollados y vendidos a los encargados de hacer cumplir la ley y los servicios de inteligencia.

La empresa alemana FinFisher desarrolló el spyware FinSpy que puede ser usado para monitorear conversaciones de Skype, extraer archivos de discos duros, micrófono y correos electrónicos, incluso realizar capturas de pantallas y de fotografías con la cámara del dispositivo.

De acuerdo con la investigación llevada a cabo por Citizen Lab y la información publicada por Wikileaks, FinSpy se utilizó para espiar a abogados y activistas de derechos humanos destacados en Bahrein.

Amnistía Internacional instó a los gobiernos a establecer controles comerciales estrictos que requieran la evaluación del riesgo de que los programas de vigilancia sean utilizados para violar los derechos humanos antes de autorizarlos.

“Detekt puede ayudar a los activistas estar a salvo, pero en última instancia, la única manera de evitar que las tecnologías se utilicen para violar o abusar de los derechos humanos es establecer y hacer cumplir estrictos controles”, sostuvo Marczynski.

Amnistía Internacional hará uso de sus redes para ayudar a los activistas de todo el mundo a conocer Detekt y escanear sus dispositivos para detectar signos de spyware.