Internacional

Papa Francisco y primer ministro de Vietnam acercan posiciones

PAPA FRANCISCORedacción / Notimex. Ciudad del Vaticano, 18 de octubre de 2014.– El Vaticano y Vietnam acercaron posiciones hoy gracias a una audiencia privada que sostuvieron aquí el Papa Francisco y el primer ministro de ese país asiático, Nguyen Tan Dung.

La conversación transcurrió en un “clima de cordialidad”, según reveló la sala de prensa de la Santa Sede, y durante la misma se abordaron “diversas cuestiones” que se espera “profundizar y resolver a través de los canales de diálogo existentes”.

Entre otras cosas está pendiente el establecimiento pleno de relaciones diplomáticas entre ambos Estados, luego que en 2011 llegaron al acuerdo para nombrar representantes mutuos, pero “no residentes”, es decir que no tienen la categoría de embajadores.

En la reunión de este sábado, El Vaticano agradeció a Vietnam por “la asistencia” brindada al representante papal, cuya tarea está encaminada “a la promoción de las relaciones entre Iglesia y Estado de cara al objetivo común de las relaciones diplomáticas”.

Por su parte Vietnam expresó su “vivo aprecio” por el apoyo de las autoridades a la comunidad católica a la promulgación de una nueva Constitución en 2013, que incluyó un apartado positivo en materia de política religiosa.

La Santa Sede consideró la visita de este sábado como “una etapa importante” en el “proceso de fortalecimiento” de las relaciones entre ambas partes.

Durante el encuentro entre Francisco y Tan Dung “se ha evidenciado el compromiso de la Iglesia a la hora de contribuir al desarrollo del país gracias a su presencia en varios sectores para el beneficio de la entera sociedad”, sostuvo.

“Por último se procedió a un intercambio de opiniones sobre algunos temas de actualidad regional e internacional, en especial a las iniciativas destinadas a promover la paz y la estabilidad en el continente asiático”, añadió.

Tras despedirse del Papa, el primer ministro vietnamita se reunió, también en privado, con el “número dos” de la Santa Sede, el cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, quien estaba acompañado por Dominique Mamberti, secretario para las Relaciones con los Estados.