Internacional

Papa critica “ideologías colonizadoras” que destruyen a la familia

papa franciscoRedacción / Notimex. Ciudad del Vaticano, 16 de enero de 2015.- El Papa criticó hoy las “ideologías colonizadoras” que buscan destruir a la familia, en un mensaje que el portavoz vaticano identificó –entre otras cosas- con la aceptación legal de las uniones homosexuales.

Ante más de 20 mil personas congregadas en el Mall of Asia Arena de Manila y en el segundo día de su visita apostólica a Filipinas, Francisco hizo una reflexión sobre la misión de las familias católicas y sostuvo la oposición de la Iglesia a los anticonceptivos.

“Cuidado con las colonizaciones ideológicas que quieren destruir a la familia, que no nacen de los sueños, de la oración, del encuentro con Dios, de la misión que Dios nos ha dado. Provienen de fuera, por esto digo que son colonizaciones”, advirtió.

“No perdamos la libertad que Dios nos ha dado, la misión de la familia! Y así como nuestros pueblos, en determinado momento de la historia, maduraron la decisión de no a cualquier tipo de colonización política, como familias debemos ser muy sagaces, fuertes al decir no a cualquier intento de colonizar ideológicamente la familia”, agregó.

Según el pontífice, la institución familiar se ve amenazada por un creciente intento, “por parte de algunos”, de “redefinir la institución misma del matrimonio”, guiados por el relativismo, la cultura de lo efímero y la falta de apertura a la vida.

Aunque no usó textualmente el concepto de uniones entre personas del mismo sexo, se refería a eso “pero no sólo”, explicó después del encuentro el director de la sala de prensa del Vaticano, Federico Lombardi.

Además, en su mensaje, el obispo de Roma se refirió a Pablo VI quien estableció en la encíclica “Humanae Vitae” (Vida Humana) la oposición de parte de la Iglesia a los métodos anticonceptivos.

Aseguró que ese Papa “quiso defender la apertura a la vida”, pero “sabía cuáles eran las dificultades de las familias”. No obstante “vio hacia el futuro, a los pueblos de la tierra y vio esta amenaza de la destrucción de la familia mediante la privación de los hijos”.

“Era valiente, era un buen pastor, y advirtió a sus ovejas que estaba llegando el lobo”, insistió.

Francisco lamentó que muchas personas en la sociedad moderna están atrapadas por el materialismo y por un estilo de vida que destruye la vida familiar y las más elementales exigencias de la moral cristiana.

A los esposos presentes les pidió no dejar de tener la ilusión de ser todavía “novios y novias”, soñando juntos.

“Las familias siempre tendrán dificultades, así que no le añadan otras. Más bien, sean ejemplo vivo de amor, de perdón y atención. Sean santuarios de respeto a la vida, proclamando la sacralidad de toda vida humana desde su concepción hasta la muerte natural”, ponderó.