Columna Yamiri Rodríguez Madrid

Palo de la SCJN a la reforma electoral veracruzana

La vuelta a Veracruz en un teclazo

Por Yamiri Rodríguez Madrid 

Los partidos políticos lo advirtieron. Este lunes fue la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que determinó que es inválida la reforma electoral a la Constitución del Estado de Veracruz que hace unos meses aprobó la mayoría en el Congreso Local. El argumento dado por el máximo tribunal en el país fue que ésta no se sometió a consulta de las comunidades indígenas y afromexicanas, mismas que representan una buena parte de nuestra población. 

Dicha acción de inconstitucionalidad fue promovida por el PRI, el PAN, el PRD, el Movimiento Ciudadano, así como por Podemos y Todos por Veracruz y su ponencia corrió a cargo del ministro Juan Luis González Alcántara. La reforma cebada tuvo problemas desde su concepción. Primero, no alcanzaban los votos de los diputados; después, los de los ayuntamientos, por lo que tuvieron que apretar las tuercas de varios para que cedieran y, cuando se aprobó, la oposición se movió de manera inmediata para promover su inconstitucionalidad. Hoy aquí está el resultado. 

Con dicha determinación ya no podrán recortarle el 50 por ciento de las prerrogativas a los partidos políticos, la consulta para revocación de mandato será para todos y cada uno de los puestos de elección popular, sin excepción y, finalmente, se respetará la organización del Organismo Público Local Electoral (OPLE) la cual estaba seriamente amenazada. 

Lo peor para esta administración morenista no fue solo el revés de la Suprema Corte, sino que fue exhibida la carencia para hacer política, para tejer acuerdos, para sacar avante los temas que, como partido en el gobierno, les interesan. No es la primera vez que esto sucede.  En dos años de gobierno se les han trabado varios temas torales por los cuales han sido exhibidos. Ahí está la separación del cargo del ex fiscal Jorge Winckler Ortiz, la cual procedió en el segundo intento. 

Cuando hay triunfos suelen salir muchos padres y madres a reclamar la autoría; cuando hay descalabros de este tamaño, todos agachan la cabeza y nadie dice esta boca es mía. 

@YamiriRodriguez