Cultura

OSX interpretará los ocho danzones de Arturo Márquez

  • Bajo la dirección de Lanfranco Marcelletti

OSX octubre 31-28

Jorge Vázquez Pacheco / Xalapa, Ver., 28 de octubre de 2014.- En atención a la fecunda creatividad de Arturo Márquez, notable personaje de la música nacional contemporánea, la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX), dirigida por Lanfranco Marcelletti, presenta su serie de ocho danzones, el viernes 31 de octubre a las 20:30 horas en la sala de conciertos del Complejo Cultural Tlaqná, en el Campus para la Cultura, las Artes y el Deporte de la Universidad Veracruzana (UV).

Muchos años han transcurrido desde la época en que Arturo Márquez trabajaba sobre la línea musical de vanguardia y seguía los pasos de sus maestros, varios de ellos ubicados en las formas propias del avant-garde del último tercio del siglo pasado. Héctor Quintanar, el compositor y director de orquesta, era uno de los modelos a seguir.

Pero el paso del tiempo hizo madurar en este autor la idea de escribir sobre un lenguaje más accesible y de sugerente poder comunicador. Nacieron así diversas partituras entre las que se destaca la serie de ocho danzones, escritos para diversas formaciones instrumentales y con variada estructura.

Pero el trabajo de Márquez no se ha concretado a la escritura de obras tan originales como la mencionada serie, de la que destaca el Danzón número 2, que ha sido capaz de alcanzar celebridad internacional, se interpreta regularmente en importantes centros musicales del mundo y por directores tan celebrados como el venezolano Gustavo Dudamel. Hoy por hoy es la obra representativa de la creatividad nacional sinfónica en el mundo.

Pero también su producción se dispara hacia contextos tan interesantes como la tradición oral generada en el estado de Morelos en torno de la aún vigente personalidad y los ideales de Emiliano Zapata, de lo que se derivó la partitura denominada Leyenda de Miliano.

 También la reminiscencia que apunta hacia las primeras estaciones de ferrocarril en el país o la tradición prehispánica del Fuego Nuevo. El contexto citadino no le es ajeno y de ello es representativa La pasión según San Juan de Letrán, así como piezas de tan destacada originalidad como Son a Tamayo (con dedicatoria a la arpista Lidia Tamayo), En clave, Días de mar y río, Enigma, Espejos en la arena y muchas más.

Originario de Álamos, Sonora, donde nació en 1950, la formación musical de Arturo Márquez se dio en su tierra natal y como ejecutante de instrumentos de metal (el trombón fue su predilecto). Luego pasó a la Ciudad de México para hacerse alumno de maestros como Federico Ibarra, Joaquín Gutiérrez Heras y Héctor Quintanar, antes de viajar al extranjero para tomar clases con Morton Subotnick, William Kraft y Mel Powell.

En 1994, año de la creación del estreno del Danzón número 2, se integró en el Sistema Nacional de Creadores de Arte, a lo que habrían de seguir diversas importantes distinciones.

La lista de danzones es representativa de la fascinación que sobre el músico ejerce esta sugestiva forma de baile, particularmente el elegante estilo que se cultiva en el puerto de Veracruz, lugar que visita con frecuencia. En el mismo contexto, su relación con la ciudad de Xalapa va más allá del simple encuentro casual; su hija es egresada de la Facultad de Danza de la Universidad Veracruzana y la edición 2001 de la Feria Internacional del Libro Universitario le fue dedicada.

El Danzón número 5 –denominado “Portales de madrugada”– tiene dedicatoria específica para el Cuarteto de Saxofones de México, agrupación fundada en la capital de Veracruz por el clarinetista y saxofonista de la OSX, Abel Pérez Pitón.

Para más información, sugerimos visitar la página www.orquestasinfonicadexalapa.com