NacionalPrincipal

Obras en Santa Lucía causarían ‘infarto hídrico’, advierten

Redacción / Excelsior. México, 30 abril 2019.- En la consulta a los pueblos originarios sobre la construcción del Aeropuerto Internacional ‘Felipe Ángeles’ en Santa Lucía, el presidente Andrés Manuel López Obrador estuvo mal informado, y la posible construcción de la terminal aérea ocasionaría un ‘infarto hídrico’ a la región y al Valle de México, afirmó el abogado José Antonio Lara Duque, coordinador del Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Informativa, Lara Duque afirmó que “si no se cuidan los procedimientos en esa región, puedes provocar un ‘infarto hídrico’, concretamente no va a haber agua, y eso tiene al menos otras dos implicaciones, además que la gente de la región se va a quedar sin agua.

Te puede interesar: Aeropuerto en Santa Lucía ‘no dará pretexto a nuestros adversarios’: López Obrador

“Una es que el propio aeropuerto de Santa Lucía, en el hipotético caso que se realice, siendo de corte internacional, no va a ser sustentable al lapso cercano porque este aeropuerto según la propia Sedena, ocuparía seis millones de litros diarios de agua. Y lo segundo, por lógica, si una de las zonas del Valle de México se queda sin agua las implicaciones del infarto hídrico golpearían a la Ciudad entera y a sus municipios conurbados”, afirmó

Ante la posibilidad de que el proyecto del aeropuerto internacional siga adelante aún sin todos los estudios necesarios, el Coordinador del Centro de Derechos Humanos ‘Zeferino Ladrillero’ dijo que sería un mal mensaje.

“Yo creo que es un desafortunado mensaje dar a entender que el proyecto va sobre todas las cosas. Si se reitera a las formas de imposición, estar por encima de la Ley, por encima de la voluntad de los pueblos, yo no le veía mucha diferencia a lo que tanto se plantea que es diferente con este nuevo Gobierno”, aseveró.

Aseguró que si el proyecto sigue adelante habrá una resistencia civil por parte de los habitantes originarios de la región:

“Lo que está ocurriendo es que se está consolidando una resistencia civil. Es importante señalar que no se trata de una reedición de la oposición que hubo en el 2000, 2001 en San Salvador Atenco, pero en el fondo hay una defensa de derechos, con el centro de la exigencia en el agua.

“No ocurren dos veces lo mismo; sin embargo, habrá una resistencia civil con recursos legales en caso que no se cumpla con el procedimiento que la ley contempla”, enfatizó.

Relacionadas

Close