Nacional

Llama diputada a prevenir uso inadecuado de Internet

Internet_Jovenes_EscuelasRedacción / Notimex. México, 17 de enero de 2015.- La diputada federal Dora María Talamante Lemas pidió llevar a cabo una campaña entre las jóvenes, a fin de que conozcan los riesgos y consecuencias del uso inadecuado de las redes sociales.

“El Internet es una maravilla tecnológica, pero también es una herramienta en potencia para enganchar a mujeres con fines de trata y explotación”, alertó la legisladora secretaria de la Comisión de Igualdad de Género.

En entrevista, explicó que por los medios de comunicación es cada vez más común conocer de mujeres jóvenes que han sido engañadas a través de las redes sociales con fines de explotación y trabajos forzados, situación que no se limita a este género.

Añadió que las autoridades competentes deben reforzar acciones en materia de prevención para las y los jóvenes, impulsar pláticas especializadas y capacitación tanto para ellos como para los padres.

La Policía Federal debe continuar con el monitoreo e investigación de los delitos cibernéticos para evitar las desapariciones a través del uso inadecuado de la tecnología, dijo la diputada de Nueva Alianza.

En el mismo sentido, manifestó que los padres o tutores deben estar muy atentos de las publicaciones de sus hijos, pues éstos no deben compartir información con extraños; además de prevenir y mantener lo más restringido posible el acceso a sus perfiles y no dejarlos pasar demasiado tiempo en las redes sociales.

“Son una forma de comunicación y expresión maravillosa, lo malo es cuando personas se aprovechan de las jóvenes, las enamoran, les prometen cosas y luego las usan para fines de explotación sexual o laboral”

Por ello, agregó la representante de Nueva Alianza, como padres o tutores debemos estar siempre alertas del tiempo y las publicaciones de nuestros hijos en las redes sociales.

Hizo notar que México es uno de los países de América Latina y el Caribe más vulnerables a los ciberdelitos, que van desde fraudes bancarios hasta secuestros virtuales o robos de identidad.

Tan solo en el 2013, dio a conocer, se reportaron pérdidas que ascendieron a tres mil millones de dólares.