Internacional

Justicia brasileña retira multa por uso excesivo de agua pese a sequía

SEQUIA BRASILRedacción / Notimex. Río de Janeiro, 14 de enero de 2015.- En medio de la peor sequía en casi un siglo, la Justicia brasileña decretó ilegal la medida del gobierno de Sao Paulo de multar a quienes aumenten el consumo de agua, al señalar que la medida sólo es apta si se aplica en paralelo a un racionamiento del suministro.

En una polémica decisión, pues los embalses se encuentran en sus niveles mínimos en años a causa de la falta de precipitaciones y el mal planeamiento gubernamental, una juez de Sao Paulo atendió la denuncia de la Asociación Brasileña de Defensa del Consumidor e invalidó la multa de hasta el 100 por ciento de la factura para los consumidores que aumenten el gasto.

El gobierno del Estado de Sao Paulo -responsable del 33 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de todo Brasil-, promotor de la medida como forma para reducir el consumo, anunció que recurrirá la decisión judicial.

La juez Simone Viegas de Moraes Leme estima que es incompatible la aplicación de sobrecostes al consumidor si las autoridades no aplican un racionamiento del suministro, lo que se negó a hacer hasta la fecha el gobernador del estado, Geraldo Alckmin.

La situación de los tres embalses que abastecen a la ciudad y parte del Estado de Sao Paulo, el más rico y poblado de Brasil, amenaza con impactar el curso de la economía en el estado más rico y desarrollado de la séptima economía del planeta.

El embalse de Cantareira, el más importante y fuente de suministro para más de ocho millones de personas, está en torno al 6.9 por ciento de su capacidad, cuando la media en este período del año durante la última década era del 77.9 por ciento.

Un panorama que podría empeorar este año, cuando no se descarta un racionamiento generalizado del suministro en el corazón industrial, financiero y económico de Brasil, con todas las consecuencias que ello podría tener.

De hecho, los cortes ya comenzaron desde hace meses, primero en forma de suministro con menor presión, y posteriormente con interrupción del servicio que, recientemente, se ha extendido a las zonas periféricas y también céntricas de la ciudad de Sao Paulo.

Brasil es uno de los países con mayores recursos hídricos del mundo (13 por ciento de las reservas de agua dulce del planeta), y la sociedad civil y los usuarios critican la inactividad del gobierno los últimos años para mejorar el reparto de los recursos.