Columna Línea Caliente

Juan Vergel, firme para Xalapa

Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

¡Morena fracturado; Cuitláhuac sin el respaldo de su partido al jugar y perder con Muñoz Ledo!

De por sí dividido y sin rumbo, Morena-Veracruz, al jugar el gobernador Cuitláhuac García, en favor de Porfirio Muñoz Ledo para la dirigencia nacional que finalmente gana Mario Delgado, su horizonte se ensombrece.

La división asoma de cara a un partido cuya dirigencia estatal será imposición, no el gobernador sino de México.

Por lo pronto el primer beneficiario de la derrota del gobernador es Juan Vergel Pacheco, a quien se le allana el camino al quedar fuera de toda posibilidad electoral Dorheny García, media hermana de Cuitláhuac y Rosalinda Galindo, bateadora emergente por si no pegaba la primera.

A Vergel, Marcel Ebrard le tiene prometida la candidatura por Xalapa luego de que brinque el escollo de la encuesta interna obligada entre todo aspirante.

Bueno, ello a menos que sea alterada por Eric Cisneros y empuje a su gallina que es Ana Miriam Ferraez.

¿Por qué Juan Vergel?

Habrá que recordar que Juan Vergel y Manuel Huerta Ladrón de Guevara, el violador, fueron los fundadores de Morena en Veracruz, de la mano de Marcelo Ebrard, quien operó la región trayendo como asistente a Mario Delgado.

Habrá que recordar que Ebrard se alió con Rocío Nahle para darle vida al proyecto de Morena hace cuatro años en que ya se empezaba a tejer el entramado del Peje para la Presidencia y construir la mismo tiempo la circunstancia para el amigo y aliado de toda la vida de Andrés Manuel.

Eso, ya en el poder, el Cuícaras y sus chairos nunca lo pudieron entender.

Lo mal aconsejaron para que en la renovación de la dirigencia nacional de Morena, se la tenían que jugar con Claudia Sheinbaum, la otra aspirante presidencial, y no con Ebrard.

Así, fuera de toda cortesía y sensibilidad política llenaron de desprecios a Mario Delgado cuando semanas atrás vino a Veracruz en campaña proselitista para alcanzar la dirigencia.

El no tener ninguna atención para él ni su grupo, el no apoyarlo de manera institucional y dedicarle una serie de improperios a través de la prensa afín a Cuitláhuac, dieron lugar a que el propio Delgado advirtiera que si llegaba iba a regresar la “Revocación del Mandato” a Veracruz.

Confiados, sin embargo, los cuitláhuistas llenaron de halagos y respaldo partidista a Porfirio Muñoz Ledo en su única visita a Veracruz hace algunos días en que trascendió que Cuitláhuac estaba dando dinero a la causa porfirista.

Hoy de nueva cuenta sale a flote la revelación de audios en donde se da cuenta del desvío de recursos públicos de parte del gobernador para la campaña interna de Morena y frenar a Mario Delgado.

En denuncia pública nunca aclarada, se da cuenta que el veracruzano estaría aportando recursos públicos del gobierno para apoyar la campaña de Muñoz Ledo, hacia la dirigencia nacional de Morena, tras la revelación de un audio difundido por el periódico “Reforma” el 24 de septiembre.

Se trata, de en una conversación entre Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena, Arturo Alcalde, esposo de ésta, y Alfonso Ramírez Cuéllar, Presidente Nacional de Morena.

En ella se revelan presuntas aportaciones de dinero de parte de varios gobernadores, entre ellos el veracruzano.

El audio filtrado expone a Cuitláhuac García tras detallar porque cada vez que llega alguno de los aspirantes a la dirigencia nacional de Morena, el gobernador y todo su gabinete les hacen el vacío, tal como ocurrió con  Mario Delgado.

Ese audio descobija la presunción de que Cuitláhuac García está utilizando recursos públicos del gobierno del estado de Veracruz, porque al principio del mismo se escucha cuando anotan que:

“Nos reunimos Clara (Brugada, alcaldesa de Iztapalapa en la Ciudad de México), Claudia (Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México), Cuitláhuac (García, gobernador de Veracruz) y yo”.

Incluso Bertha Luján pregunta ¿Cuitláhuac, el de Veracruz?

A esto le sigue un silencio, pero nunca una negativa y después la aceptación tácita de que sí, de que es Cuitláhuac el de Veracruz.

“También está en la idea de empujar ya, de ponernos de acuerdo para ganar toda la cuestión electoral”.

En esa reunión que narran con “Clara, Claudia y Cuitláhuac”… “ahí se reforzó lo de Citlalli, lo de Porfirio, pues se le está metiendo recursos”.

Ese es el contexto de la tragedia en Palacio de Gobierno que hoy ve acotada su posibilidad de seguir trabajando por el poder y dinero a partir del nepotismo y al mismo tiempo quedar advertidos de que antes de dos años Cuitláhuac García podría dejar el cargo si la “Revocación del Mandato” se impone constitucionalmente.

Si eso sucede, adiós parientes, adiós Cuitláhuac y adiós pesadilla.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo