Ciencia GENERAL

Investigador de la UV propone mejorar sistemas de información de las IES

Juan Carlos Ortega, del Instituto de Investigaciones en Educación

  • Normatividad y publicación oportuna, pasos para aumentar la calidad de la información
  • Formará parte del grupo de trabajo de la ANUIES para la mejora de los sistemas de información.

 Sistemas de informacion de las IES-26

David Sandoval Rodríguez / Xalapa, Ver., 26 de enero de 2015.- La información oficial que existe sobre las instituciones de educación superior (IES) en el país tiene defectos que pueden resolverse, plantea la investigación de Juan Carlos Ortega Guerrero, integrante del Instituto de Investigaciones en Educación (IIE) de la Universidad Veracruzana (UV), con la cual obtuvo el Doctorado en Investigación Educativa.

Ortega Guerrero, quien es licenciado en Informática y maestro en Inteligencia Artificial por la UV, detalló que el interés de este trabajo doctoral surgió a raíz del análisis sobre el desarrollo de la educación superior privada. Al revisar la información disponible notaron que era difícil de analizar, “nos llevó más de dos años ordenarla, una vez que lo hicimos comenzamos a trabajar con los datos y de ahí surgió la idea de hacer una reflexión”.

Su tesis doctoral se titula “Los procesos y sistemas de información de las instituciones de educación superior” y aborda el panorama en nuestro país desde 1967 hasta la fecha.

“Pienso que tener información confiable, oportuna de las IES es muy importante para pensar en procesos de planeación y la medición de sus resultados”, precisó; “si la idea es que estamos en procesos de planeación para decidir qué deben hacer las universidades se requiere esta información”.

Es el Estado el que recaba esta información y en todos los planes de gobierno, desde la época de José López Portillo hasta la fecha se ha planteado la importancia de contar con un sistema de información de las universidades que permita dirigir y organizar su trabajo, afirmó.

“Lo que yo observo es que, si bien hay algo de información, no se explica por qué después de tantos años no hay un sistema general de información de las IES, hay información básica pero no un conjunto de datos que nos permita generar indicadores.”

En un contexto con cada vez menos recursos y más gente que quiere estudiar, es indispensable contar con más y mejor  información para planear las  acciones que satisfagan esta demanda, para atender este tema y otros: “Trabajo sobre la principal fuente de información sobre las instituciones de educación superior que el Estado genera, analizo y veo cuáles son sus problemas, sus deficiencias y sus aciertos desde una perspectiva de la sociología de las universidades y la planeación”.

Su estudio se centra en estadística oficial que genera la Secretaría de Educación Pública (SEP) a través de los formatos 911 para educación superior que se han aplicado desde 1967. Cada año se aplican cuestionarios a cada una de las universidades, institutos tecnológicos, escuelas normalistas e instituciones particulares. Esta información se concentra en las secretarías de educación de los estados y finalmente se canaliza a la SEP.

Uno de los problemas es que la publicación de los resultados lleva tiempo. Demora alrededor de un año la publicación de los resultados por la SEP, mientras que la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) puede tardar de dos a tres años en publicarla.

“La temática recabada a través de los cuestionarios es muy amplia, cerca de dos mil variables, pero sólo se publica una mínima parte referente a estudiantes y otra acerca de los académicos, toda la demás información se queda guardada.”

Algunas conclusiones que plantea la investigación se refieren al formato 911, que a pesar de sus deficiencias “es en el que vale la pena trabajar para mejorar la calidad de la información y para ello deberían atenderse diversos aspectos”.

El primero de estos aspectos a mejorar es la normatividad, ya que no existe la obligación expresa para las IES de reportar la información, “hay instituciones que no reportan la información completa, otras ni siquiera regresan los formatos”, observó.

Para lograr una mejor información también es necesario contemplar el cuestionario mismo, así como  la sensibilización en las IES sobre su importancia y finalmente la publicación oportuna de los resultados.

El académico agregó que uno de los productos derivados de la investigación fue un software que permite consultar la información obtenida, éste programa, cien por ciento UV, se ha compartido con académicos de otras instituciones que trabajan el tema de las universidades y con autoridades de la ANUIES.

Ortega Guerrero, invitado por la ANUIES para participar en el plan de mejora para la recolección y procesamiento de la información sobre las IES,  consideró que se podría continuar esta investigación con los resultados obtenidos ya que “se generaron anexos acerca de la presencia o ausencia de determinadas variables en los formatos y con la ayuda del software es posible un trabajo más en conjunto con investigadores y funcionarios de varios niveles que posibilite tener mejor información que a toda la sociedad conviene que exista”.