Internacional Principal

Acusa EUA a través de Blinken a Rusia de despliegue de tropas en frontera con Ucrania

Redacción / Agencia. Rusia, 19 de enero de 2022.- El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo hoy que Washington no presentará una respuesta escrita a las demandas rusas durante las discusiones que ambos países mantendrán esta semana sobre Ucrania y advirtió que Moscú desplegó «casi» 100 mil soldados en la frontera con la nación, pudiendo «duplicar» su presencia militar en «poco tiempo».

Las declaraciones de Blinken surgen luego de su llegada a Ucrania, donde ha tenido reuniones con su homologo en ese país, Dmitri Kuleba, ante la escalada de tensión que hay con Rusia.

«No presentaré un documento en estos momentos al ministro de Relaciones Exteriores [de Rusia, Sergei] Lavrov. Tenemos que ver dónde estamos situados y si hay aún oportunidades», dijo Blinken, que se reunirá el viernes con su par ruso en Ginebra, Suiza.

Agregó también que «Rusia ha concentrado casi 100 mil soldados en la frontera ucraniana, (cifra) que puede duplicar en, relativamente, poco tiempo».

Tropas rusas llegaron hoy a Bielorrusia para maniobras militares conjuntas, una señal «preocupante», según Washington, que se suma a otros ejercicios cerca de la frontera ucraniana.

Blinken, que se reunió antes con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, acusó hoy a Rusia de utilizar todos los medios «en su manual» para desestabilizar el país vecino desde 2014, primero con la anexión de la península de Crimea y después con la guerra en el Donbás.

«La agresión rusa ha matado hasta ahora a más de 14 mil hombres, mujeres y niños ucranianos, y ha dejado a 1.5 millones de ucranianos sin hogar», subrayó.

El secretario de Estado del gobierno de Joe Biden acusó a Moscú de seguir «alimentando» el conflicto en el Donbás (este de Ucrania), donde el Kremlin respalda a las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.

Por su parte, Ucrania no prevé ninguna ofensiva contra los separatistas pro rusos en el Este del país que se considera cuentan con el apoyo militar de Rusia, según Kouleba.

«Ucrania no prevé ninguna operación ofensiva (…) Este conflicto solo tiene una solución, y es una solución política», afirmó el diplomático ucraniano. Además del apoyo a la democracia y al «derecho a existir» de Ucrania, Washington también se propone seguir ayudando a Kiev a «defenderse» con un incremento de la asistencia de seguridad hasta los 300 millones de dólares en 2022.

«Hemos dado asistencia de seguridad (a Ucrania) de manera consistente, incluido los suministros de las últimas semanas. Hemos dado más asistencia de seguridad a Ucrania en el último año que en cualquier momento desde 2014. Los suministros continúan y más están previstos en las próximas semanas», aseguró.

Agregó que, «si Rusia sigue adelante con su agresión para invadir Ucrania, nosotros suministraremos material adicional más allá del que ya está en marcha».

Consideró que Rusia tiene dos opciones, apostar por la diplomacia, la desescalada y una solución pacífica para las actuales tensiones, «el mejor camino para todos», En caso contrario, Moscú tendrá que encarar «un conflicto» y «consecuencias graves» en forma de «sanciones coordinadas». Si la senda diplomática no tiene éxito, es que, añadió, «Rusia ha elegido otro camino», señaló.

A su llegada a Kiev, Blinken alertó que, con los planes rusos de desplegar más tropas en la frontera con Ucrania, el presidente ruso, Vladímir Putin, dispone de la capacidad de atacar en «muy poco tiempo» el país vecino.

«Sabemos que hay planes en marcha para incrementar esa fuerza aún más en muy poco tiempo y eso da al presidente de Putin la capacidad, también en muy poco tiempo, de tomar más acciones agresivas contra Ucrania», dijo.

Blinken llegó hoy a Kiev, en el marco de una gira europea que incluye una escala en Berlín y una reunión en Ginebra, el próximo día 21, con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, con el que habló ayer por teléfono para mostrarle el «inquebrantable» compromiso de Washington con la integridad territorial de Ucrania.

Rusia niega que se plantee una invasión del país vecino, aunque sí ha prometido tomar «medidas técnico-militares», sin especificar, en caso de que Occidente no renuncie al ingreso de Ucrania en la OTAN, una de las garantías de seguridad que Moscú exige a Estados Unidos y la Alianza Atlántica.

Fuente: Milenio