Estado GENERAL

Granja caprina veracruzana, modelo nacional de sustentabilidad y buenas prácticas culinarias

*Estudia SADER operatividad de granja Don Nelo para replicarla en otras regiones del país

Redacción / Ventanaver. Xalapa, Ver., 25 de enero de 2021.- El proyecto Don Nelo, situado en la comunidad Pacho Viejo del municipio de Coatepec, es una granja sustentable dedicada a la producción y aprovechamiento del ganado caprino, cuyo estricto cumplimiento de protocolos sanitarios le permitió obtener el certificado de Buenas Prácticas de Manufactura del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA).

Por ello, la Federación lo tomará como guía para el impulso de negocios de pequeños productores que sean compatibles con los recursos naturales y protectores del medio ambiente, destacó la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (SEDARPA).

Durante una visita de inspección, técnicos de la Subsecretaría de Alimentación y Competitividad de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) conocieron a detalle la operatividad de la granja y analizaron la viabilidad para replicar el modelo en otras regiones del país.

Al respecto, el propietario del proyecto, Ignacio Cambambia González, comentó que su aparición en el programa Historias que Llenan de Orgullo le ha generado un número considerable de visitas de médicos veterinarios, ingenieros agrónomos, estudiantes universitarios, chefs, críticos culinarios y representantes de medios de comunicación.

Explicó que en una extensión de 10 mil metros cuadrados de terreno y con un rebaño de 70 cabras y un semental produce 240 kilogramos de queso con gran diversidad de sabores, textura y aromas únicos, los cuales lo han llevado a ganar importantes premios dentro del mundo de la gastronomía internacional.

Se trata de un ejemplo de sustentabilidad ecológica, toda vez que el agua de lluvia que capta la utiliza para riego y las excretas de los ejemplares las convierte en abono natural y aprovecha en la producción de gases como sulfúrico, CO2 y metano, que sirven también de combustible en la cocina.