GENERAL Nacional

Necesario, conformar grupo de especialistas que atienda efectos de la pandemia en salud mental de menores

  • La diputada Barrera Fortoul (PRI) planteó exhortar al Gobierno Federal con ese propósito

Redacción / Ventanaver. Ciudad de México., 17 de octubre de 2021.- La diputada Laura Barrera Fortoul (PRI) pidió que la Cámara de Diputados exhorte al Gobierno Federal para que, en coordinación con la Secretaría de Salud, conformen un grupo de especialistas que impulse acciones que contribuyan a contrarrestar los efectos de la pandemia en materia de salud mental de niñas, niños y adolescentes.

En su propuesta, turnada a la Comisión de Salud para dictamen, indica que, durante la pandemia, la salud mental se convirtió en un asunto de gran relevancia, que ha generado alteraciones en las emociones por la complicada crisis social y económica, especialmente en personas que no han podido salir de sus hogares, como niñas, niños y adolescentes.

Considera que la salud mental en México es un tema complicado, pues antes de la pandemia eran muchos los retos por superar, pero con la crisis esos retos se volvieron mayúsculos, por lo que es necesario poner atención a la estabilidad mental de la población, especialmente de los grupos más vulnerables.

Explica que a partir de que se anunció la Jornada Nacional de Sana Distancia, 26 millones de niñas y niños menores de 16 años dejaron de ir a la escuela, de ver a sus amigos, a sus abuelos y de jugar en los parques, para quedarse en casa, con lo que perdieron su rutina académica y social, y tuvieron que adaptarse a una nueva normalidad que no termina por ser aceptada.

Señala la necesidad de que el grupo de especialistas realice una evaluación rápida de daños y requerimientos en salud mental, como apoyo psicosocial, incluida la identificación y mapeo de recursos disponibles, servicios preexistentes y cuáles son los sectores más vulnerables de la población que tienen menores posibilidades de atención.

Añade que es necesario facilitar el acceso a la atención de la salud mental y apoyo psicosocial a través de servicios de asistencia médica presencial o remota para las niñas y niños, a fin de ayudar a reducir o tratar problemas que puedan empeorar si no se enfrentan a tiempo.

También, plantea que para un regreso seguro a clases se requiere contar con especialistas en la atención de salud mental para la asistencia presencial o vía remota, que contribuya a desarrollar sus capacidades y erradicar cualquier síntoma que pueda vulnerar su bienestar.