Astrolabio Político Columna

¡Finanzas en crisis! – Segunda y última entrega

LUIS RAMÍREZ BAQUEIRO ok

Astrolabio Político

 

¡Finanzas en crisis!

(Segunda y última entrega)

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.” – Abraham Lincoln.

 

Según la información del portal electrónico de Fitch Ratings, hasta el 30 de junio de 2014, los compromisos financieros del estado de Veracruz ascendieron a 38 mil 172 millones de pesos, que se componen por 27 mil 565 millones de pesos de 15 créditos y se habla de otros 12 mil 593 millones, por la emisión de certificados bursátiles, así como un pasivo circulante de tres mil 825 millones de pesos, lo que suma un total de 43 mil 983 millones de pesos.

Hay que destacar que en el mismo documento se habla de “sensibilidad de la calificación” y ahí se enlistan 17 créditos con diferentes instituciones por 32 mil 96 millones de pesos, de los cuales se tiene pendiente de pago 30 mil 54 millones de pesos.

Adicionalmente se le suman las emisiones bursátiles por un monto de 5 mil 525 millones de pesos, de los que aún se debe 5 mil 292 millones de pesos.

Al cuantificar las cantidades en las que se sustenta la valoración de la calificadora, el monto total de deuda para junio del 2014, sumando pasivo circulante es de 39 mil 404 millones de pesos, dejando de lado los pasivos de los municipios en los que Veracruz es deudor solidario.

La investigación hecha por esta calificadora se afirma que Veracruz mantiene empeñados poco más del 70 por ciento de los ingresos federales y es que según lo explica el informe “todos los créditos tienen como fuente de pago un porcentaje del Fondo General de Participaciones (FGP) que le corresponden al Estado, recurso que se transfiere directamente de la Tesorería de la Federación al fideicomiso correspondiente. A la fecha, el Estado tiene afectado 76.9 por ciento del FGP que respalda la totalidad de la deuda”.

Por su parte, el servicio de la deuda ascendió a 3 mil 931 millones, representando 57.2% del ahorro. En 2013 la gran mayoría de los créditos inició los pagos de capital, por lo que el servicio de la deuda para los próximos años se estima sea superior a dicho porcentaje del ahorro interno.

“Esta situación presionará las finanzas de no generarse ahorros, similares o superiores, que les permitan mantener tanto la disciplina fiscal de los últimos 2 años como los niveles de pasivo y/o disponibilidad de efectivo”.

Al referirse al pasivo circulante destaca que hasta el 30 de junio se le debe a proveedores y prestadores de servicios un total de tres mil 825 millones de pesos, una cantidad menor al 2013, cuando en el mismo periodo se debían cinco mil 449 millones, pero se destaca que como una limitante, después de contratar créditos y bursatilizar la tenencia se estableció la restricción de no poder elevar el monto de pendientes de paso  a cuatro mil 120 millones de pesos.

Se reconoce que la deuda a obligado a que en los últimos 3 años, el nivel de inversión total (inversión con recursos estatales y federales) fue de apenas  8.0% del gasto total del gobierno, “lo anterior es una debilidad y una limitante para la calificación del Estado, ya que los niveles de endeudamiento mayores no se han reflejado totalmente en la inversión”.

Esperemos que con responsabilidad, el actual secretario de Finanzas y Planeación, Mauricio Audirac enderece la plana, corrija las deficiencias y comiencen a cubrir los pasivos, que esta visto no aguantaran más.

 

 

Al tiempo.

 

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx