Negocios

Enlistan errores comunes de jóvenes emprendedores

ClickBalanceRedacción / Notimex. México, D.F., 28 de enero de 2015.- De 2011 a 2013 creció el porcentaje de jóvenes emprendedores en México a más del doble, por lo que la empresa ClickBalance exhorta a los nuevos empresarios a evitar ciertos errores comunes al momento de iniciar un negocio.

El gerente de Comercialización de la firma, Francisco Salazar, señaló que uno de los errores más usuales entre los emprendedores es no validar las necesidades del mercado a través de encuestas, entrevistas con clientes potenciales y pruebas piloto.

Explica que “dar por cierta una suposición de mercado o confiar en una corazonada es el primer ingrediente para el fracaso”.

De este modo, recomienda verificar si realmente existe un mercado para el nuevo negocio, validar su tamaño, así como identificar a los clientes potenciales, dónde están, qué necesidades tienen y cuánto están dispuestos a pagar para satisfacerlas.

El segundo error, menciona, es ser optimista con las proyecciones de ingresos, pues aunque matemáticamente las estimaciones sean correctas, esto no garantiza que en la realidad se pueda ganar esa participación de mercado en el corto plazo.

De tal forma, es mejor que los jóvenes emprendedores identifiquen los factores críticos que los llevarán a alcanzar esa participación de mercado, al plantearse qué tienen que hacer para llegar a esos clientes y si tendrán la capacidad para lograrlo.

El tercer fallo consiste en gastar más de lo necesario, pues “es frecuente que una vez que el dinero empieza a fluir, ya sea por medio de aportaciones de capital o por las primeras ventas, los jóvenes empresarios pierden el foco y las prioridades”, comenta Salazar.

De tal forma, si entra un poco más de dinero no hay que usarlo como premio, sino como una reserva para invertir o para amortiguar los efectos de una mala temporada más adelante, así como evitar a toda costa adelantar sueldos o repartir utilidades antes de tiempo.

El factor económico, agrega, es crucial para la viabilidad de un negocio, por lo que los desembolsos deben ser los estrictamente necesarios y si sobra dinero se debe usar como reserva de capital para financiar el crecimiento, con el fin de evitar la necesidad de pedir prestado.