Negocios

En ascenso robo de identidad a nivel mundial

HackerRedacción / Notimex. México, 25 de febrero de 2015.- Si bien el acceso a Internet y el comercio electrónico han crecido exponencialmente en los últimos años, también se ha incrementado el robo de identidad (Identity theft o ID theft, por sus siglas en inglés).

Estudios recientes de la industria de la seguridad informática refieren que la economía del cibercrimen mundial ocasiona pérdidas de entre 375 y 575 mil millones de dólares anuales.

Este delito se produce cuando una persona utiliza información personal de una otra con la intención de vincularla con algún fraude u otro acto ilegal.

Para Microsoft México, el robo de identidad es cualquier clase de fraude por la pérdida de datos personales: contraseñas, nombres de usuario, información bancaria o números de tarjetas de crédito.

Datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), revelan que los hackers en medios electrónicos como Internet desplazaron al robo de autos como el segundo delito que más se comete a nivel internacional.

Por su parte, la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef), indicó que el robo de carteras y bolsos es uno de los trucos más viejos para apropiarse de datos personales ajenos.

Y es que la mayoría de las personas llevan sus identificaciones oficiales como licencia de conducir, tarjetas de crédito o débito, comprobantes de domicilio o recibos de consultas de saldo en cajeros automáticos, la cual facilita el robo de identidad.

Por ello, el organismo sugiere portar únicamente lo más indispensable y revisar en todo momento, ya sea la cartera o el bolso, y evitar cargar más de una tarjeta y de no utilizarlas mejor guardarlas en casa en un lugar seguro.

Refiere también que para cometer este delito, los defraudadores han encontrado maneras de apropiarse ilegalmente de datos también conocidos como ingeniería social.

A decir de Microsoft México, son comunes las estafas a través de correos electrónicos y sitios web, toda vez que a estos robos se les conoce como “estafas de suplantación de identidad (phishing)” porque intentan pescar (fish) información.

El fabricante de software explica que algunas de las estafas por correo electrónico pueden contener mensaje alarmistas de cierre de cuentas, promesas monetarias sin esfuerzo alguno o solicitudes de donación a organizaciones de caridad por alguna catástrofe.

En este contexto, la Condusef recomienda denunciar inmediatamente ante el Ministerio Público, en caso de clonación de tarjeta de crédito o débito y cancelarla.

En caso de que el robo de identidad fue para la contratación de un servicio como el de telefonía celular se debe acudir a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) o comunicarse a los números telefónicos 5568 8722 en el D.F. o al 01800 468 8722 del interior.