Deportes GENERAL

El Trío Fantasía quiere máscaras de xalapeños

DSCN1982
Fernando Hernández / Xalapa, Ver., 3 de noviembre de 2014.- Fue como subirse a una máquina en el tiempo. Apreciar el arte del Trío Fantasía deleitó a los hoy adultos que recordaron su niñez cuando veían al Súper Muñeco, Súper Ratón y Súper Pinocho hace tres décadas.
Pero enfrente aparecieron tres rudos que les importó poco la historia de los legendarios personajes que tenían enfrente.
Los Hermanos Tótem y Corsario de Fuego castigaron de fea forma a los científicos, ganando incluso con marrullerías del líder de Independencia Total al foulear al Súper Muñeco.
El Trío Fantasía quedó inconforme y lanzó el reto por las máscaras de los xalapeños, que a su vez respondieron a combatir primero en una contienda por los campeonatos de tercias de la WWA.
Quien salió más enojado del combate fue Súper Ratón, quien solicitó a la afición apoyar la moción de que se realice este duelo por las capuchas.
A su vez, Súper Pinocho reconoció el rival de los xalapeños, “pero nunca van a ser mejores que nosotros, y por eso les lanzamos el reto, gente querida de Xalapa, apóyenos y qu ese haga realidad esta lucha”.
Por su parte, Súper Muñeco aceptó el desafío por los campeonatos de tercias, incluso firmaron el contrato.
“La gente de Xalapa es muy conocedora, sabe de lucha, a ras de lona, aéreo, toda, en toda la República Mexicana hay gente conocedora, pero a Xalapa en especial le gusta que se dé uno con todo y a eso venimos”, indicó.
Una década había pasado que el Trío Fantasía no visitaba el coso de Sayago y Clavijero y aseguraron volverán pronto para cumplir su promesa de reto, además de que aseguraron que aún les quedan años activos.
“Mientras no hagamos el ridículo y nos sintamos fuertes estaremos aquí con esta gente bonita que nos hace sentir algo indescifrable, que nos hace volver a los niños que hemos sido toda la vida”, consideró.
Finalmente, comentaron que los júniors de cada uno ya andan en preparación. Ya salieron Súper Ratón júnior, Súper Muñeco júnior y Pinocho 3000, para continuar este legado.