Estado GENERAL

Divide posturas propuesta de homologación del Ejecutivo

Por Carlos Alvarado / Xalapa, Ver., 11 de diciembre de 2014.- Opiniones encontradas desato entre los diputados locales de las distintos partidos políticos, la iniciativa del Ejecutivo Estatal que propone una gubernatura de dos años que deberá ser elegible en el 2016, y con ello empatar la elección local de 2018 con los comicios federales (presidente de la República, senadores y diputados federales).

Las diversos puntos de vista también se dan al interior de las bancadas del PRI, PAN, PRD,   como en el caso de los perredistas Jesús Alberto Velázquez, y Ana María Condado Escamilla, quienes tienen sus diferencias, pues el primero considera viable una gubernatura de dos años, siempre que sea de transición y colegiada, designada por el Congreso del Estado; mientras que su correligionaria, sostuvo que no es adecuado un mandatario de dos años, porque es poco tiempo para llevar a cabo un buen gobierno.

En el caso de los panistas, el coordinador de la bancada Domingo Bahena Corbalá, avalo una gubernatura de dos años, pues en julio pasado él presento una iniciativa similar a la del ejecutivo, aunque aclaro, que analizaran muy bien la propuesta de Duarte para saber si va acorde con lo que Acción Nacional sugiere.

Sin embargo, sus correligionarios Alejandro Zairick y Joaquín Guzmán Avilés, están en desacuerdo, porque ellos proponen un gobernador de cinco años, cuya iniciativa presentaron en octubre pasado, razón por la cual advirtieron que su voto será en contra de la propuesta de Duarte.

Mientras que el diputado por el Distrito de Córdoba, Hugo Fernández Bernal, quien reconoció que firmo la iniciativa de su bancada que propone un gobierno estatal de dos años, ahora rectifica y confiesa “que en lo personal” no está de acuerdo ya que sería un periodo corto que no le convendría a Veracruz.

“A lo largo de estos meses, he estado reflexionando, pues hoy por hoy, reconozco que dos años es un periodo muy corto, me gustaría que la elección de gobernador se empatara con una elección federal intermedia. Hay que analizar muy bien la iniciativa, pues genera diversas opiniones y lo importantes es apostarle aquello que sea bueno para Veracruz, pues. Veracruz requiere de un cambio”.

A su vez, en la bancada priista, la diputada Anilú Ingram Vallines, presidenta del Congreso del Estado, prácticamente se lavó las manos como el personaje bíblico Poncio Pilato, en virtud a que no hizo comentario alguno, a favor ni en contra., “Soy respetuosa de las opiniones de mis compañeros diputados y apoyaré lo que acuerde el Congreso”.

Por su parte , el diputado José Ramón Gutiérrez de Velazco, fue el único  que en abierto0 respaldo la propuesta del Ejecutivo  al justificar que la gubernatura de dos años es para empatar la elección local con la federal y por lo mismo no  se está haciendo un traje a la medida.

Dijo que respeta las opiniones en contra de los senadores del PRI José y Héctor Yunes, quienes tienen aspiraciones por la gubernatura, pero ellos porque tienen un interés personal.

A diferencia de los demás integrantes priistas, que evitaron hacer comentario alguno sobre la propuesta de Duarte de Ochoa, el diputado por Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil, sin cortapisas afirmo que no sería prudente que se tenga un gobernador de dos años, ante la situación económica y social en que se encuentra el estado y el país, porque se tendría una convulsión, aunque es válido para empatar la elección local con la federal en el 2018.

“Me parece que hay que revisar la iniciativa, va a ver mucho por andar en esto, está dividido el PRI, está dividido el PAN y la propia izquierda, pero tenemos hasta el 31 de enero para determinar  con responsabilidad que le convendrá a Veracruz”.

Agregó: “Yo creo que dos años no son co0nvenientes, ni en el tema económico, ni en el contexto político nacional por el problema de Guerrero, el de Oaxaca, y el  de Michoacán, debemos tener cuidado porque hay asuntos muy ligados y Veracruz no se puede aislar del contexto nacional”.

Reconoció que el Congreso de Veracruz tiene que solucionar con mucha responsabilidad para no tener esa confrontación política y social que traiga consecuencias muy delicadas. Soy respetuoso de la iniciativa del ejecutivo, como de las iniciativas de la oposición, pero opino mi derecho y para mí una gubernatura de dos años no le conviene al estado”.

En tanto, el diputado por el Partido de Movimiento Ciudadano, Cuauhtémoc Pola Estrada rechaza la gubernatura de dos años, porque generaría inestabilidad política, económica y social, alejaría las inversiones, el crecimiento y desarrollo de Veracruz.

A diferencia, propuso una iniciativa en la que se establezca una gubernatura de cinco años, la cual a su juicio le otorgaría a Veracruz certeza a los inversionistas, quienes verían un proyecto de estado sólido, eficiente y eficaz.