Justicia Principal

Despiden a estudiante asesinado en Puebla

Redacción / El Universal. Xalapa, Ver., 26 de febrero de 2020.- Con las banderas de México y Colombia en su ataúd, el joven estudiante universitario Francisco Javier Tirado, asesinado en Puebla, fue despedido en la ciudad de Xalapa.

Con música de mariachi de fondo, familiares y amigos rompieron en llanto al despedirse del estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Pueblaasesinado junto con tres personas más en Huejotzingo.

En el panteón Bosques del Recuerdos, en lo más alto de la ciudad de Xalapa, le dieron el adiós al muchacho que había invitado a sus amigos colombianos a conocer el Carnaval de Huejotzingo.

Despiden a Josué, chofer de Uber

Un balón desgastado en color rojo y la playera de su equipo de fútbol el Cruzeiro acompañaron a su última morada a Josué Vital Castillo.

En la humilde vivienda de la familia Vital Castillo, docenas de personas, familiares y amigos, le dijeron adiós al chófer del Uber que fue asesinado junto con tres estudiantes universitarios.

En una localidad llamada San Lorenzo Almecatla, del municipio de Cuautlancingo, unas espinilleras y el informe del Barcelona, fueron colocadas en el féretro del esposo y del padre de un niño de siete años.

La casa, las calles, la iglesia y el panteón municipal vieron partir con música de mariachi al hombre que se ganaba la vida conduciendo un auto.

Junto con las más de 200 personas, sus compañeros de Uber también lo fueron a despedir por las calles donde su familia y amigos lo vieron crecer y formar una familia.

Pegada al feretro, tumbada sobre la tierra, una mujer grita y entonces los corazones se hacen pequeños.

“Ayyy hijo de mi corazón… Ayyy mi papacito lindo”, suelta y si alguno seguía sin quebrarse ahí se rompió por completo.

Protestan en Fiscalía de Puebla.

Al grito de la “BUAP unida jamás será vencida”, docenas de estudiantes universitarios marcharon y protestaron frente a las oficinas centrales de la a Fiscalía General del Estado de Puebla.

En protesta por el asesinato de tres universitarios y un chófer de Uber, un contingente de estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla situaron las instalaciones de la FGE.

Los inconformes exigieron un alto a los homicidios y feminicidios en Puebla; y se burlaron de la versión oficial sobre el multihomicidio: pleito por un sombrero.