Nacional Principal

Descubren mapa en megalito con dos mil años de antigüedad en Colima

Redacción / Ventanaver. Colima, Col. 15 de junio de 2020.- Derivado de una denuncia ciudadana el pasado 4 de junio, por parte de los fotógrafos Rafael Cruz y Jonathan Villa, científicos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), confirmaron el hallazgo de grandes rocas conocidas como petrograbados o petroglifos, al norte del municipio de Comala, en Colima.

La roca más grande se encuentra en una zona cañera y permitió su localización al término de la zafra, gracias al nivel bajo de la vegetación.

En recorrido de exploración, el director del INAH en Colima, el antropólogo Julio Ignacio Martínez de la Rosa y el arqueólogo Rafael Platas Ruiz, dieron a conocer que se trata de una zona prehispánica no explorada. El hallazgo ayuda a los arqueólogos a conocer más sobre la identidad de la zona y del estado. El petrograbado está bien conservado y esa es otra de sus riquezas, y es parte de la identidad de México y la historia de Colima.

Estas manifestaciones gráfico-rupestres representaban mapas, sitios de culto, tumbas, retratos de gobernantes, representaciones celestes o narraban historias míticas. En este caso, este petrograbado, es una representación de Colima tipo “mapa” que señala la orografía del paisaje y la distribución de zonas habitacionales, al cual data del 300 ó 200 a.C. aproximadamente, aunque es difícil precisar más datos.

“Es una ocupación al parecer postclásica, probablemente sea anterior y se asocie por el tipo de diseño y del desgaste que presenta, a la tradición de tumbas de tiro”, destacó el arqueólogo Rafael Platas.

La roca está orientada perfectamente hacia el Volcán de Fuego de Colima, según expertos, “este petrograbado representa el cono volcánico, la posesión del terreno y la distribución de aldeas en el paisaje con distintos sitios de interés, que están marcados con un círculo. Esta roca mide dos metros de altura, 60 cm en la parte más baja y unos 80 cm de ancho, es como una especie de Piedra Lisa”.

Es un plano bastante complejo del lugar donde vivían; “hay barrancas, ríos, cerros, lomas, es la orografía completa del sitio. La interpretación puede ser lo que encontraban a nivel de paisaje y abajo está el inframundo. Si conocemos los 9 niveles del mictlán, siendo especulativo, este petrograbado puede ser lo que quisieron interpretar. Otra de las riquezas de este hallazgo, es que está en su lugar original”, señaló el director del INAH, Ignacio Martínez, en su visita al lugar.

En el terreno, se encontraron también vestigios cerámicos esparcidos en el piso y hay varios montículos de tierra de formación natural, los cuales se presume fueron utilizados como viviendas. También se encontraron rocas con desgastes intencionados removidos de su lugar original, debido a las actividades agrícolas.

Actualmente ya se trabaja en el registro del sitio y el INAH solicitará al dueño del terreno les ayude a preservarlo. Los petrograbados encontrados fueron detalladamente medidos y verificada su orientación mediante tecnología GPS, formarán parte del Registro Único de Monumentos Arqueológicos del INAH y quedarán inventariados como propiedad de la nación.