Columna Debo no niego; pago lo justo

Geolocalización bancaria

“Debo, no niego; pago, lo justo”

Teresa Carbajal

A partir del veintitrés de marzo de 2021, es un hecho que, si deseas hacer uso de los servicios bancarios que brinda tu banco por medios digitales, electrónicos, a distancia o no presenciales debes activar en tu equipo de acceso a éstos, la geolocalización; pero, qué es, para qué sirve, en qué te beneficia, o cuáles son los riesgos que corres con activarla.

Es un hecho generalizado que cada vez somos menos los que confiamos en nuestro banco, duele decirlo y reconocerlo pero así es. Algo tendrá que hacer el gremio para devolvernos la confianza de resguardar con ellos nuestro dinero; no se diga las instituciones encargadas de la vigilancia, o los legisladores para resolver el problema de los constantes fraudes y vaciado de cuentas que sufren diariamente los ahorradores.

Sin embargo ése gran pendiente será materia de una diversa colaboración, dado lo extenso del tema y que aún nos encontramos en análisis y estudio con organizaciones serias y colectivos que valiosa y valientemente invierten su tiempo para buscar las respuestas que beneficien a la sociedad en su conjunto de manera no lucrativa.

Retomando el asunto de la geolocalización, opiniones encontradas surgen en torno al tema; algunas para aplaudir la medida, creyendo que con ella estaremos a salvo de los fraudes, porque así podrán llegado el momento que el usuario se encuentre en Xalapa, demostrar que no fue él quien hizo la compra o el retiro por cien mil pesos, si éste se llevó a cabo en Guadalajara al mismo tiempo en que el usuario estaba en otra ciudad.

Algunos más temen que esto lejos de ayudar será una mayor y mas peligrosa exposición de los datos de ubicación del dispositivo desde el cual se operará la transacción financiera. Concluyendo que los bancos carecen de capacidad, o infraestructura, (en síntesis, de confianza) para poseer y tratar nuestra información, muestra de ello es lo frágil que resulta para la delincuencia burlar sus sistemas de seguridad, pues de otro modo no se entiende que con una simple llamada telefónica se abran la “bóveda” donde se guardan los ahorros de las personas.

Ello lo advertí a través de una casera y breve encuesta en mis redes sociales, en donde las opiniones se dividieron quedando en “empate” los que opinaron a favor, y los que opinaron en contra.

No cabe duda que lo que más nos perjudica al momento de formarnos una opinión es carecer de la información completa, y es que resulta que la nueva medida mediante la cual los bancos obtendrán las coordenadas geográficas de latitud y longitud del dispositivo de ubicación de sus usuarios desde el que realicen sus operaciones bancarias, no tiene como fin contribuir a la prevención de fraudes, por lo menos de los fraudes en los hogares o en las empresas, no en el futuro inmediato; pues la medida no fue creada a consecuencia de las quejas y el alza en la incidencia de los casos de defraudados, sino para prevenir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo…

Así lo dice, la resolución que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de carácter general contenidas en el artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito publicada en el Diario Oficial de la Federación el veintidós de marzo del año dos mil diecinueve.

Y es que, recordarán que desde el dos mil dieciocho comenzó a surgir todo aquello de la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera mejor conocidas como empresas Fintech, el Bitcoin, las criptomonedas y las inversiones virtuales, lo que marcó un parteaguas en materia de usos y prestación de servicios financieros, pues desde aquel entonces en que el futuro “nos alcanzó”, (y que la nueva era sorprendió hasta los propios bancos) comenzó a migrar nuestra vida como la conocíamos para orillarnos a llevar a cabo la mayoría de nuestras actividades on line, incluyendo desde luego las relativas al uso del dinero. Qué conveniente, o coincidente que justo eso sucedía antes del confinamiento que nos impuso la pandemia al ponernos a prueba sobre la marcha.

Total que los invito a revisar de manera completa dicha ley, y desde luego sus contratos de depósito bancarios para enterarse sin intermediarios de lo que es la geolocalización pues en los nuevos contratos ya lo contempla, y Usted ya lo aceptó, si no me cree léalos, y si tiene dudas o quiere ampliar el tema, escríbame. Y no deje de unirse a la Jornada Estatal para la Defensa del Patrimonio Familiar.

¡Hasta la próxima! Llama al 2281148502 visite  www.elbarzonrc.org Contacte elbarzonrc@yahoo.com.mx, O sígame en @terecarbajal