Columna Yamiri Rodríguez Madrid

Fernando Kuri y la renovación de la dirigencia estatal del PRI

La vuelta a Veracruz en un teclazo

Yamiri Rodríguez Madrid 

Faltando solo 229 días para la elección presidencial y de la gubernatura estatal, parece que finalmente vendrá el cambio en la dirigencia del PRI veracruzano; por lo menos ya hay quienes la están empujando, y con justa razón. Fernando Kuri Kuri levantó la mano y movió el avispero al decir que no tiene un proyecto personal, sino hacer un frente común para ganar el 2024 y, las presidencias municipales en 2025. 

Tiene credenciales para pedir la presidencia, pues desde 1989 se ha inmiscuido en la vida del tricolor, en ese entonces como delegado municipal del Comité Directivo Estatal del Frente Juvenil Revolucionario. Ha hecho de todo dentro del PRI, desde presidente del seccional 2642 hasta ocupar actualmente la Secretaría de Elecciones, además de que ha sido diputado local y presidente municipal en Oluta, de ahí que cuente con el respaldo del 90 por ciento de los comités municipales y el 70 por ciento de las y los ediles y demás cuadros priistas.   

En la fórmula lo acompañaría Anabel Ponce Calderón, una mujer también entrona que ha sido diputada federal, delegada de la Sedesol y, hasta el año pasado, secretaria de Desarrollo de la Producción Cañera de la Confederación Nacional Campesina (CNC). 

Fernando Kuri habla de reinventar el PRI en Veracruz; de tener una dirigencia de tierra, una dirigencia de empatía con sus bases y con su militancia, porque eso se ha dejado de hacer; a eso atribuye algunas de las fugas. Y tiene razón. 

Hice el ejercicio de buscar en la Inteligencia Artificial un análisis de cómo se encuentra el PRI en Veracruz y, entre algunos de los puntos, destacó el que refiera que la corrupción y la mala gestión, de algunos de sus gobernantes contribuyó a la disminución de la popularidad del PRI en el estado. Ese lastre, pareciera, ningún dirigente a la fecha ha hecho por limpiar la cara del partido y es un lastre que aún les sigue costando. A eso sumemos que, como dice Kuri, se han olvidado de lo básico, de lo que eran los mejores: ir casa por casa, construir estructuras y moverlas. 

Si el cambio de la dirigencia tricolor no se da la brevedad y se imprime una nueva mística al partido, corren el riesgo de seguir desfondándose. Urge oxígeno al priismo veracruzano. 

@YamiriRodriguez