Columna Yamiri Rodríguez Madrid

El recuento de los daños

La vuelta a Veracruz en un teclazo

Yamiri Rodríguez Madrid 

Luego de que rindieran protesta el pasado 1 de enero 208 presidentes municipales de Veracruz -recordemos que en cuatro municipios habrá elecciones extraordinarias este 26 de marzo-, un cúmulo de autoridades ha salido a los medios a quejarse del estado en que encontraron los ayuntamientos. 

Ejemplos hay para dar y repartir.  En Cosautlán de Carvajal, Jesús Antonio Valdivia Huerta, se alarmó de los problemas financieros que le heredaron, entre estos el pago de casi 3 millones de pesos en laudos. José de Jesús Landa Hernández, presidente municipal de Las Vigas, acusó que le vaciaron las bodegas y le dejaron pura unidad chatarra, además de que se llevaron las computadoras. En Teocelo, Isaac Alberto Anell Reyes dio a conocer que encontró las arcas públicas sin un peso y un Ayuntamiento muy endeudado, hasta con la Conagua y con multas. 

Y así el rosario de quejas sigue.   Lo cierto es que esta es una cantaleta que se repite cada vez que hay un cambio de administración municipal.   Muchos acusan, señalan, pero solo en el reflector, pocas veces lo hacen ante la Fiscalía, ante las instancias correspondientes. Diferente sería dar las ruedas de prensa, las entrevistas, con la denuncia en la mano, pero todo es al final un litigio mediático. 

Aunado a lo anterior, las y los presidentes municipales tuvieron medio año después de haber ganado en las urnas para hacer de manera correcta sus procesos de entrega-recepción; enterarse de lo que estaban recibiendo y empezar a prender las luces de alerta si se les negaba la información, pero muchos aprovecharon para irse de vacaciones, descansar y no meterse en esos embrollos. Hoy están padeciendo las consecuencias. 

Habrá que ver si en los próximos días, ya un poco más asentados en sus cargos, se animan a presentar sus quejas de manera formal y por la vía legal pues, de lo contrario, se convertirían en cómplices, Bien dice un dicho que tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata; en este caso, tanto el que le metió la mano al cajón público, como el que es omiso a los desfalcos municipales. 

@YamiriRodriguez